Comparten documental sobre Gabriela Tolentino

*El trabajo realizado por Pascual Aldana explora las facetas creativas de la artista plástica mexicana

Por Ángela Anzo

México, 9 de mayo (Notimex).— Lágrimas, sudor y piel habitan la obra plástica de Gabriela Tolentino (1977), una mujer que ha encontrado su lugar en el mundo a través del arte y los universos que construye en el lienzo, tal como lo comparte en el trabajo audiovisual realizado y dirigido por Pascual Aldana.

      In private with Gabriela Tolentino, disponible a través de una conocida plataforma de videos, explora las facetas creativas y derroteros que la han llevado a buscarse y reconocerse en sus pinturas, a descubrir la libertad en el acto creativo y mostrarse al mundo a través de sus obras; ello, como lo afirma la pintora nacida en Zapopan, con la intención de vivir, ser y florecer.

      “Creo que la pintura me ha ayudado a entenderme como mujer, pero sobre todo como ser humano. Ser mujer creo que no lo alcanzo a vislumbrar por completo, porque socialmente todavía no está permitido que una mujer realmente abra las alas y emprenda el vuelo”.

      En este material explica que sus primeros cuadros fueron muy representativos de lo que estaba viviendo en ese momento, frente a la necesidad de expresar la presión social que sentía por el deber del matrimonio y de "sentar cabeza", así como lo que otros esperan acerca de ti y lo cual no eres.

      “Estoy muy consciente de que siempre he querido ser libre, como mujer y ser humano, y los cuadros son mi boleto a esa libertad... todos estos cuadros hablan de dolor y frustración, pero también de mucha alegría, mucho orgullo y dignidad”.

      En su pintura se hacen presentes personajes monumentales de cuerpos y extremidades enormes, cuerpos titánicos con cabezas pequeñas, que como refiere no tienen miedo de ser lo que son, mostrarse libres y sin vergüenza: “Es muy extraño poder abrir el alma y que salgan todos estos monstruos y no asustarse, sino maravillarse de toda esta cosmogonía un poco circense, pero es como yo veo la sociedad: caótica, enfermiza y misógina; sin embargo, también la miro con todo un potencial que puede ser utilizado favorablemente para cambiar las cosas”.

NTX/AA/MBS