Cómo te pueden intentar colar una subida del alquiler más allá del tope permitido

·3  min de lectura

Hacer la compra, pagar las facturas de la luz, la gasolina, y cómo no, también hay que pagar el alquiler. Algo que se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza para muchos inquilinos, desde que la vida se ha vuelto difícilmente asequible para un bolsillo medio.

Hasta hace nada, la ley permitía a los propietarios subir el precio de la vivienda conforme a la subida de la inflación. Un grave problema para todos los que viven de alquiler ahora que la inflación anda desbocada. El Gobierno cortó el problema de raíz, limitando esas subidas al 2%, al menos temporalmente. Pero algunos caseros, con un poco de malicia y engaño, están burlando este tope.

También de interés:

· ¿Es un buen momento para comprar una casa en España? Esto es lo que dicen los datos

· Cuota de autónomos 2023: ¿más ventajas que inconvenientes?

Cómo te pueden intentar colar una subida del alquiler más allá del tope permitido. Foto: Getty Creative
Cómo te pueden intentar colar una subida del alquiler más allá del tope permitido. Foto: Getty Creative

En los contratos de alquiler existía una cláusula que avalaba la revisión anual del precio en función del IPC –índice por el que se mide la inflación–. Algo habitual alquiler que, hasta la escalada inflacionista que ha provocado la guerra de Ucrania, suponía solo una pequeña subida anual. Pero en marzo el Gobierno aprobó un decreto que establecía un límite del 2% a las revisiones anuales en los contratos vinculados al IPC.

Un número imposible de determinar de personas están recibiendo avisos que los caseros pretenden subirles el alquiler de acuerdo con la subida del IPC, que ahora mismo anda sobre el 10,8%. Esto significa, que para un piso 1.000 €, la subida mensual que tendría afrontar el inquilino sería de 100 €, de la noche a la mañana. Algo verdaderamente asfixiante ya que los salarios no han aumentado al mismo ritmo. Pero cuidado, porque desde marzo esto ya no es legal.

Grandes y pequeños propietarios

Cuando el casero sea gran propietario, es decir tenga más de 10 viviendas, estará obligado a cumplir con esta limitación del 2%. En este caso, el decreto no deja lugar a interpretaciones.

¿Qué ocurre con los pequeños propietarios? Aquí, el decreto deja abierta una puerta por donde te la puede jugar. Según el “pacto entre las partes” que recoge el gobierno, el casero podrá intentar llegar a un acuerdo con el inquilino para subir el alquiler por encima del tope establecido. En la práctica, no hay diferencia, porque, atento: si no hay acuerdo, hay que ceñirse a la limitación del 2%.

Así que, si te llega un mensaje de tu inmobiliaria o casero diciendo y afirmando que proceden a hacerte una subida de acuerdo al IPC, hay que luchar un poco y negarse. Muchos intentan negociar, aprovechándose del desconocimiento de la norma de los inquilinos, para lograr una subida mayor del 2% para su propio beneficio. Se desconoce el número exacto de subidas que hayan sido negociadas entre inquilinos y caseros con el resultado de un aumento superior al 2%, pero las hay, y eso seguramente se deba al de que muchas personas que viven de alquiler no están del todo informadas.

El Gobierno estimó que más de 2,6 millones de contratos se iban a beneficiar del tope del 2% a la subida de los arrendamientos cuando prolongó la medida, que inicialmente estaba aprobada solo hasta julio, para que siguiera en vigor hasta final de año. De media, los inquilinos españoles con contratos de alquiler vinculados al IPC se estarían ahorrando unos 55 euros mensuales, según datos del Ejecutivo.

Los propietarios de las viviendas afectadas por la medida temporal tendrán que esperar al año que viene, o a la extinción del contrato, para poder subir el alquiler.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

También te puede interesar...

VIDEO: EE. UU.: neoyorquinos padecen subida histórica en precios de alquiler