Pronto sabremos cómo olía realmente el perfume de Cleopatra

·4  min de lectura
Para recuperar una visión más completa del pasado la ciencia está avanzando en reconstruir olores y perfumes antiguos
Para recuperar una visión más completa del pasado la ciencia está avanzando en reconstruir olores y perfumes antiguos

La imagen de lujo y pomposidad que muchos tenemos de grandes civilizaciones, como el Antiguo Egipto o la poderosa Roma, suele ser muy engañosa. Bajo esa aparente suntuosidad en construcciones, templos e infraestructuras se esconden unas condiciones de vida poco saludables, llenas de enfermedades, violencia, suciedad... Cuentan que Ramsés VI, al convertirse en rey de Egipto en el año 1145 a. C. se enfrentó a un maloliente desafío al intentar librarse del eterno hedor que se desprendía de los fétidos pantanos y aguas estancadas en el delta del Nilo. No fue el único. Los relatos escritos que han llegado hasta nosotros indican que los habitantes de las antiguas ciudades egipcias encontraban una extensa (e intensa) gama de olores, un amplio universo olfativo que deambulaba entre los más atractivos y exóticos, como el incienso, las flores o las especias, hasta los más nauseabundos como el sudor o los alimentos podridos acumulados en los mercados callejeros.

El clima cálido de Egipto multiplicaba estas sensaciones y la demanda de aceites perfumados y ungüentos para envolver los cuerpos en olores agradables se multiplicó rápidamente haciéndose muy populares entre las clases que podían permitírselos. Evidentemente, es más fácil saber e imaginar cómo eran los olores más fétidos, como el sudor o los alimentos podridos, pero los perfumes y esencias que se fabricaban en la Antigüedad representan un pequeño misterio que la ciencia se ha empeñado en desvelar en estos últimos años.

Recientemente los científicos y arqueólogos han iniciado numerosos proyectos para completar pasajes y ambientes históricos, intentando descubrir cómo era el ambiente sensitivo del pasado. De esta manera se han desarrollado proyectos para descubrir cómo sonaban los instrumentos antiguos, qué se escuchaba hace miles de años en sitios como Stonehenge o incluso las primeras recreaciones de algunos de los aromas más célebres del pasado.

Sin ir más lejos, en 2019, dos profesores de la Universidad de Hawái en Manoa, iniciaron un proyecto para recrear algunos de los perfumes utilizados en Egipto, analizando residuos de algunas ánforas y jarras descubiertas en la antigua ciudad de Thmuis (Tell Timai), un área de hornos y fabricación de finos lekythoi o frascos de perfume. A estos análisis químicos se sumó la participación de expertos en perfumes y estudiosos de textos griegos antiguos para elaborar un perfume similar al que podría haber usado la propia Cleopatra.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Unos años más tarde, en 2021, un equipo de investigadores de la Universidad de Chicago se atrevió a dar un paso más en esta búsqueda y publicó un estudio con el sonoro título de “Eau de Cleopatra” utilizando una combinación de textos clásicos, arqueología experimental, paleobotánica y química en un nuevo intento de recrear el célebre perfume de la reina egipcia.

Ingredientes de una de las recreaciones de una antigua fragancia denominada “perfume mendesiano” a base de resina de pino, canela casia, canela verdadera, mirra y aceite de moringa | D. Goldsmith, S. Coughlin
Ingredientes de una de las recreaciones de una antigua fragancia denominada “perfume mendesiano” a base de resina de pino, canela casia, canela verdadera, mirra y aceite de moringa | D. Goldsmith, S. Coughlin

Aun así, las investigaciones sobre los olores del pasado son escasas y, hasta hace unos días, ni siquiera existían estudios específicos que tratasen las fórmulas y técnicas más adecuadas para recuperar esas esencias perdidas. Hace tan solo unos días, la revista Nature Human Behaviour ha publicado un interesante artículo titulado “Cómo utilizar la ciencia moderna para reconstruir aromas antiguos” en el que establecen por primera vez algunos de los procedimientos más eficaces y recomendables.

Diagrama de flujo para estudiar aromas antiguos utilizando enfoques biomoleculares y diferentes técnicas (microextracción, extracción de ADN, etc.) | imagen Michelle O’Reilly, Instituto Max Planck
Diagrama de flujo para estudiar aromas antiguos utilizando enfoques biomoleculares y diferentes técnicas (microextracción, extracción de ADN, etc.) | imagen Michelle O’Reilly, Instituto Max Planck

Junto a los métodos más convencionales, como el estudio de documentos, la paleobotánica o la arqueología tradicional, este reciente trabajo realizado por investigadores del Instituto Max Planck recopila otras técnicas más novedosas como el análisis de metabolitos secundarios o de lípidos, como grasas y aceites antiguos que, al ser en su mayoría moléculas insolubles en agua, se pueden extraer comúnmente de ánforas y sedimentos cerámicos arqueológicos “usando solventes orgánicos o fluidos supercríticos”. El estudio también recoge técnicas bioinformáticas y procedimientos genéticos como el análisis de ADN antiguo, extraído de excavaciones procedentes de diferentes fuentes como restos humanos, tejidos momificados o plantas.

Se trata de un necesario catálogo de procedimientos que abarcan desde la extracción de muestras hasta las diferentes modalidades de análisis que apuntalan los cimientos de una nueva ciencia. En definitiva, estamos asistiendo a los primeros pasos de una nueva disciplina que ayudará a completar nuestra imagen del pasado de una manera cada vez más precisa y rigurosa, añadiendo un aspecto que había dejado bastante olvidado.

Vídeo | Nos hemos estado enjabonando mal el pelo todo el tiempo

Más noticias e investigaciones curiosas relacionadas con la Historia:

Referencias científicas y más información:

Huber, Barbara, et al. «How to Use Modern Science to Reconstruct Ancient Scents». Nature Human Behaviour, marzo de 2022, Nature.com, DOI:10.1038/s41562-022-01325-7.

Littman, Robert J., et al. «Eau de Cleopatra: Mendesian Perfume and Tell Timai». Near Eastern Archaeology, septiembre de 2021, DOI:10.1086/715345.

Bruce Bower “Ancient ‘smellscapes’ are wafting out of artifacts and old texts” Science News

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.