Atención a esas partes que olvidamos cuando limpiamos el refrigerador

·4  min de lectura
Adult housewife cleaning refrigerator inside and smiling
Lo más recomendable es limpiar la nevera a fondo cada dos o tres meses, pero es aun mejor si se hace al menos una vez al mes

La mayoría de nosotros recordamos perfectamente cuando fue la última que limpiamos el fregadero, la encimera, las hornillas o los estantes de la cocina. Pero probablemente tenemos que detenernos un momento a pensar cuándo fue la última vez que limpiamos el refrigerador a fondo. Tan es así que a algún creativo (u algún olvidadizo) de la industria se le ocurrió crear el Día Mundial de Limpiar la Nevera, una buena manera de asegurarse que más y más personas se habitúen -al menos cada 15 de noviembre- a emprender la tediosa operación al menos una vez al año, sobre todo al enfocarnos en las llamadas 'partes olvidadas', pero de eso hablaremos más adelante.  

Limpiar el refrigerador por dentro es una tarea que no debemos pasar por alto porque no hacerlo puede implicar riesgos para nuestra salud, pues estamos hablando del aparato responsable de preservar nada más y nada menos que lo que nos llevamos a la boca.

Contrario a lo que parece, la nevera puede ser un nido de gérmenes. Un estudio del Global Hygiene Council en el que se estudiaron los hábitos de limpieza de hogares de nueve países, reveló que en el 40% de ellos se hallaron altos niveles de bacterias dentro de los refrigeradores.

(VIDEO) 7 trucos para organizar mejor tu refrigerador

“Los alimentos contienen microorganismos que no vemos, estos se van acumulando y provocan olores, contaminan otros alimentos y pueden llegar a favorecer las intoxicaciones”, advirtió Lluis Riera, director de la consultora española Seguridad Alimentaria y Seguridad del Agua (SAIA)

Por eso la recomendación es limpiar el interior del refrigerador a fondo una vez al mes, aunque todas las semanas se puede 'hacer el cariñito' para que no esté tan sucia cuando toque hacer el aseo 'profundo'.

Pasos a seguir para limpiar la nevera por dentro

  • Lo primero para lavar exitosamente un refrigerador es desconectar el aparato y retirar todos los alimentos que hay en su interior. 

  • Nunca se deben colocar los alimentos en el piso ya que pueden contaminarse.

  • Posteriormente se deben retirar las repisas, cajones y demás piezas desmontables, las cuales se pueden ir lavando mientras se deshace el hielo que hay en el congelador.

¿Con qué se debe limpiar el interior del aparato? 

El fabricante coreano Samsung, en su sitio web , recomienda utilizar un detergente suave y diluirlo en agua tibia, aunque también se puede utilizar bicarbonato y limón. Igualmente propone emplear un paño suave para restregar las superficies y luego secar bien. También se recomienda dejar por unos minutos abiertos el refrigerador para eliminar toda traza de humedad.

Para desinfectar y acabar con los microorganismos se necesitan soluciones químicas. Normalmente se suele utilizar vinagre, porque debido a su acidez es un desinfectante natural que no deja residuos sintéticos, en especial para limpiar las gomas que hay en las puertas de la hielera.

A hand in a yellow glove cleans the fridge radiator grill with a toothbrush close-up.
En la imagen una persona limpia el radiador del refrigerador con un cepillo de dientes viejo

Las partes olvidadas

La parte externa de la nevera, sobre todo esa zona por donde se abre y cierra, necesita ser limpiada y desinfectada especialmente. ¿La razón? Porque es donde se concentra una mayor contaminación, porque cuando se cocina y manipulan los alimentos en no pocas ocasiones la tocamos.

También es conveniente limpiar de polvo la parte superior y sobretodo de la parte trasera de la nevera, porque en el llamado serpentín, ese tubo que recorre la parte trasera del aparato, se acumula mucho polvo y puede repercutir en el correcto funcionamiento del refrigerador.

Una vez al año

Otra duda común es cada cuántas veces que hay repetir esta operación. Fabricantes como el coreano Samsung consideran que una vez al año es suficiente, mientras que el español Bosh recomienda hacerlo entre una y dos veces al año.

Sin embargo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de España y sitios especializados en limpieza del hogar recomiendan hacer este procedimiento cada dos o tres meses. Asimismo fabricantes de productos de limpieza como Cif sugieren que semanal o quincenalmente se realice una limpieza aunque sea superficial del aparato y así reducir los riesgos de contaminación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.