Cómo TikTok salvó a Erika Buenfil de la ruina y logró que volviera a Televisa por la puerta grande

Miguel Cane
·4  min de lectura

Es verdad que hay pocas mujeres en la industria de la televisión con una carrera tan diversa y extensa como la de Erika Buenfil.

Desde que era niña en su natal Monterrey, la rubia más famosa de los años 80, destacó por su carisma y esto la llevó a debutar en telenovelas a los 14 años al lado de Sylvia Derbez en 'Acompáñame', una telenovela educativa que en este formato trataba de instruir al público general acerca de la planificación familiar. A partir de ahí, Ernesto Alonso la incorporó al elenco de sus telenovelas y como su protegida, Erika tuvo algunos papeles importantes en sus producciones, mientras que se preparaba junto con Victoria Ruffo, Laura Flores, Eduardo Yáñez, Luis Gatica y otros hoy primeros actores en lo que fue la primera generación de lo que eventualmente sería el CEA de Televisa, bajo la dirección de Marta Zavaleta.

En cuarenta y tantos años, Erika ha tenido altas y bajas, protagonizando telenovelas de éxito — como 'Amor en silencio', 'Amores verdaderos', 'Vida robada' o 'Marisol' — y algunos fracasos también (incluyendo su carrera como cantante, que la llevó a hacer el ridículo en una emisión del festival OTI en 1989), pero siempre se había mantenido fiel y constante para Televisa... hasta que ya no.

El año pasado, en medio de la pandemia y el caos, Erika (que, por cierto, es de las famosas que aseguran que también fueron el amor de la vida de Luis Miguel, como Alejandra Ávalos y lo que queda de Lucía Méndez) fue notificada que ya no recibiría más la exclusividad que había tenido por más de tres décadas por parte de la televisora.

Esto le vino como un balde de agua fría a Teresita (como la conocen en su casa, porque su nombre de pila es Teresita del Niño Jesús), ya que, aunque no vive en la pobreza, necesitaba y contaba con este ingreso fijo para la manutención y educación de su hijito de 16 años, Nicolás, en vista de que el padre biológico del niño, Ernesto Zedillo Jr., primogénito del expresidente de México, desde siempre se ha hecho el sueco y no ha dado ni un peso para su hijo, al que Erika ha criado y sacado adelante por sí misma y sin necesidad de nadie.

MEXICO CITY, MEXICO - OCTOBER 04: Nicolas Buenfil and Erika Buenfil pose for photos at the red carpet before the Cirque Du Soleil show 'CRYSTAL' at Palacio de Los Deportes on October 4, 2019 in Mexico City, Mexico.  (Photo by Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)
Erika Buenfil y su hijo Nicolás (Adrián Monroy/Getty Images)

Para muchos esta medida de la empresa fue un golpe terrible — basta ver el tango que viene armando Jorge "El Burro" Van Rankin, ahora que le mostraron la puerta y se echó tremenda perreta, pero Erika no se cortó un pelo ni se dejó bajonear por la circunstancia, así que aprovechó para dedicar más tiempo a lo que empezó como un hobby hace unos pocos años, y ahora es realmente toda una profesión.

¿Qué es? Pues nada menos que su presencia en TikTok.

Erika empezó a usar TikTok como una alternativa al Twitter, donde destacaba, aunque los demás usuarios le hacían mucha burla por sus frases que consideraban anticuadas, o su optimismo, que era tachado de cursi. Para evitar esos comentarios burlones, la "Güera" — como le dicen algunos en el medio —se metió, guiada por su astuto (el chiquillo es muy listo) hijo Nicolás, en la popular app de videos y el impacto fue como el encuentro entre el ron y el refresco de cola: un éxito rotundo.

Reinventarse para triunfar en redes sociales fue una verdadera sorpresa, sobre todo porque no es algo que coincidiera con la imagen "rosa" de Erika, que cuando era joven estaba tan obsesionada con tener la imagen de una niña buena para que todo el mundo la quisiera, que se rehusaba a hacer escenas de sexo en telenovelas y más todavía a interpretar villanas en TV — esto fue lo que la llevó a rechazar el papel de Aimée en 'Corazón Salvaje' en 1993, amén de que no quería trabajar con Edith González, que se dice, fue su eterna rival, y a la que resentía.

Fue precisamente el éxito que ha obtenido en TikTok lo que llevó a Televisa a reconsiderar y ofrecerle trabajo (si bien no una exclusividad) con un rol estelar en 'Vencer el pasado', la nueva producción de Rosy Ocampo, en la que compartirá roles con Angelique Boyer y Horacio Pancheri.

Erika está feliz de que será parte de esta saga, a la que le ha ido muy bien con el público, encarnando a 'Carmen', una de las cuatro protagonistas de la historia que, siguiendo la tradición de 'Vencer el miedo' y 'Vencer el desamor', abordará temas actuales.

Erika, que ha sabido monetizar su presencia en redes, ha logrado mantenerse vigente y combatir los cambios en los gustos del público y también de la tecnología, lo que la ha llevado a convertirse no solo en una primera actriz, sino también en alguien que se aferra con ahínco a la actualidad, no como otras compañeras suyas que se han hundido en la irrelevancia por no querer modernizarse y usar las redes.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: "Hoy no me puedo levantar" celebra el regreso del público al teatro en México