Cómo Erika Buenfil logró domar el mal carácter de Eduardo Yáñez para trabajar en armonía

MEXICO CITY, MEXICO - SEPTEMBER 22: Eduardo Yañez attends the launch of the Colombian pop-singer Val Music and Tendence Magazine's second anniversary at Salon Las Tertulias on September 22, 2021 in Mexico City, Mexico. (Photo by Victor Chavez/Getty Images)
La capacidad actoral de Eduardo Yáñez solo se ha visto afectada por su explosividad e ira que le he generaron consecuencias en su carrera artística y vida personal (Foto: Víctor Chávez/Getty Images).

Hubo una época que se "aceptaba" que algunas celebridades tuvieran mal carácter porque eran "apasionados", y si maltrataban a los representantes de la prensa era por meterse en su vida privada.

Cómo olvidar, por ejemplo, el episodio del actor mexicano Eduardo Yáñez que en 2017 golpeó a un reportero del programa El Gordo y la Flaca durante una alfombra roja (Paco Fuentes, el agredido, le cuestionó una situación personal de su hijo y el auto que chocó, tema que evidentemente molestó al actor).

Pero mucho antes de aquella lamentable agresión, en algunas de las producciones donde participó también corrían los rumores sobre el temperamental actor. Erika Buenfil, su compañera en la telenovela Amores verdaderos de 2012 fue una de las que dio fe de ello, pero siendo la mujer fuerte que es, se le paró enfrente para demostrarle que no se dejaría intimidar.

MIAMI, FL - JULY 18:  Erika Buenfil and Eduardo Yanez speak onstage during the Premios Juventud 2013 at Bank United Center on July 18, 2013 in Miami, Florida.  (Photo by Rodrigo Varela/Getty Images for Univision)
Erika Buenfil y Eduardo Yáñez durante los Premios Juventud 2013 en Miami, Florida (Foto: Rodrigo Varela/Getty Images for Univision).

Amores verdaderos fue una telenovela mexicana producida por Nicandro Díaz González para Televisa, adaptación de la historia argentina Amor en custodia, en la que Buenfil da vida a 'Victoria Balvanera', dueña de una prestigiosa agencia publicitaria, y Yáñez a 'José Ángel', su guardaespaldas, y entre ellos surge el amor, "pero imposible de confesar porque ambos están casados".

"Todo el mundo sabe que Eduardo tiene un temperamento fuerte, pero yo también. A mí me costó mucho ganarme la telenovela (Amores verdaderos), cuando yo finalmente llego a hacer un casting con él le dije 'yo vengo por el proyecto, a mí si me dicen que te tengo que besar, te voy a besar; y si me dicen que te tengo que golpear, te voy a golpear'. Se dio cuenta de que yo no le tenía miedo", dijo la actriz en una entrevista al canal TLnovelas en 2019.

Dejando los puntos claros, Yáñez no tuvo más remedio que adaptarse a su ritmo de trabajo. "Yo soy muy rápida para cambiarme, (en una ocasión) me fui a cambiar y regresé al foro, mientras él salía como a tomar aire o a tomarse un refresco o café. Entonces van y le dicen 'ya está la señora Erika en el foro'. Él venía y decía '¿tienes mucha prisa?, a lo que yo le respondía 'no, vinimos a trabajar'. Entonces se topa con una mujer muy profesional y muy soldadito y empezó a decidir, a veces casi ponía un camerino en el foro o se encueraba en cámaras para no hacer esperar. Empieza a darse cuenta de la dinámica que yo traía de trabajo y de la entrega y dijo 'voy a entrar al juego'", contó.

Esta forma de trabajo contrastaba con la experiencia previa de Eduardo en la telenovela Guadalupe, que protagonizó al lado de Adela Noriega en 1993.

Sobre aquel proyecto, el productor Andrei Zinca confesó que aunque en un inicio la relación entre los actores era buena, poco a poco comenzó a ser ríspida a tal punto que la actriz decidió llegar tarde a los llamados (fama de la que no puede desprenderse) para molestar a su compañero. Los actores volvieron a reencontrarse en la telenovela Fuego en la sangre en 2008.

Cuatro años después, con Buenfil, los problemas también surgieron pero pronto entendió que no podría intimidar a su compañera. "Sí nos dijimos nuestras cosas, pero se dio cuenta que le dije 'yo no te tengo miedo, mándame a todas partes si tú quieres, pero voy a regresar y yo voy a trabajar'".

Poco después la actriz aclaró que su relación siempre fue buena, "fue un gran compañero de trabajo, que luego hacen preguntas que juegan con las respuestas que uno da y te ponen palabras en la boca".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Bárbara de Regil pensó que su perra se había comido un pastel y estaba embarazada