Cómo debes comportarte si se te acerca un perro de asistencia sin su dueño

Los perros de asistencia están entrenados para ayudar a sus dueños en caso de emergencia. Sin embargo, de nada sirve su entrenamiento si la persona a la que acuden en busca de socorro les ignora o no sabe cómo tratarles. Después de vivir una experiencia negativa en este sentido, una joven californiana decidió escribir un post en Tumblr dando un único y claro consejo sobre cómo actuar en un supuesto de este tipo. Su texto se ha hecho viral por partida doble. Primero, el original hace una semana. Después, en Twitter, su historia cobró una segunda vida cuando fue compartida por una usuaria.

Los perros de servicio reciben un entrenamiento que les enseña cómo actuar en caso de emergencia según las necesidades de sus dueños. (Foto: REUTERS/Jonathan Ernst)

Los protagonistas de esta historia son Tessa Connaughton de 20 años y su perro Raider. Ella es una joven con autismo cuyo animal de compañía está entrenado para calmarla en caso de crisis. Cuando siente que está abrumada, como explicó a Buzzfeed, Raider se acerca a ella y aplica una ligera presión que la calma. Cuando hace un año a Tessa le diagnosticaron epilepsia, hubo que entrenar de nuevo al animal para hacer frente a este problema.

Los animales de asistencia están capacitados para actuar en multitud de casos de emergencia. En ataques de epilepsia, por ejemplo, pueden acudir en busca de ayuda, empujar a su dueño para colocarlo de lado y que no se ahogue o ladrar de manera que alerten al resto de la situación. Raider ha sido entrenado para ello y cuando hace unos días vio como su dueña caía al suelo, no dudó en buscar ayuda.

Sin embargo, Tessa no había sufrido ningún ataque epiléptico. Simplemente se había tropezado y caído. Cuando se levantó y fue a buscar a Raider se encontró con que la mujer a la que su perro le estaba pidiendo ayuda estaba molesta e intentaba apartarle. No le hizo ningún caso. Fue una falsa alarma, pero ¿y si hubiese sido una emergencia real?

Si un perro de asistencia se te acerca sin su dueño, lo que hay que hacer es seguirle. Lo más probable es que alguien necesite ayuda. (Foto: Post de Tumblr de lumpatronics)

Ante esto, la joven californiana decidió compartir lo ocurrido en un post de Tumblr y dar unos consejos sobre cómo actuar en un supuesto así. Lo que pedía en su texto es que nadie se asuste o moleste cuando se le acerque un perro de servicio sin su dueño. “Si hubiera sido una situación de emergencia, podría haber vomitado y haberme ahogado, podría haberme golpeado la cabeza, podrían haberme pasado tantas cosas”. Lo que hay que hacer en un caso así es seguirle. Nada más. Ni apartarle ni hacer que se vaya.

La experiencia ha servido a esta chica para darse cuenta de que, dada la respuesta negativa recibida aquel día, quizá lo mejor sea ampliar el entrenamiento de su perro para que si la primera persona a la que se dirige no “coopera” busque a otra. Su historia y su consejo se hicieron virales. Unos días después, Melissa Hope tropezó con la historia y la compartió en Twitter, donde ha amplificado su repercusión haciendo que el mensaje de Tessa Connaughton alcance a un número aún mayor de personas.

Con más de 171.000 retuits en cuatro días, ahora mucha más gente sabe que si un perro de servicio se le acerca si su dueño y llama su atención la única respuesta posible es seguirle. Lo más probable es que se trate de una emergencia y alguien necesite ayuda.