Cómo convencer a los negacionistas del cambio climático para que cambien de opinión

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Un estudio arroja algo de luz sobre por qué hay personas que niegan el cambio climático (Getty).
Un estudio arroja algo de luz sobre por qué hay personas que niegan el cambio climático (Getty).

¿Cómo discutir con quienes niegan el cambio climático? Un estudio arroja luz sobre las razones por las que la gente niega el cambio climático y cómo hacer para que cambien de opinión.

La investigación sugiere que quienes quieran cambiar la mentalidad de otras personas, no deben centrarse en los negacionistas del cambio climático más ruidosos, sino en la gente potencialmente susceptible de ser convencida.

Centrándose en 645 personas estadounidenses, los investigadores descubrieron que las personas mayores son más susceptibles a la desinformación sobre el clima.

También descubrieron que las personas más propensas a hablar sobre el tema son aquellas que han absorbido y aceptado la desinformación sobre el cambio climático.

La profesora Arunima Krishna, investigadora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Boston, dice: “Creo que la gente no se da cuenta de lo cerca de su casa que está el cambio climático”.

“A pesar de estar viendo refugiados climáticos, huracanes y otros desastres, sigue habiendo un distanciamiento respecto al problema”.

El estudio de Krishna descubrió que siete de cada diez personas susceptibles a creerse la desinformación sobre el cambio climático se identifican a sí mismas como políticamente conservadoras.

En contraste, ocho de cada diez estadounidenses que se identifican a sí mismos como liberales, parecen ser inmunes a la desinformación sobre el cambio climático.

Krishna también detectó una diferencia de edad entre quienes son más susceptibles a la desinformación y quienes no lo son.

Más de la mitad de los encuestados inmunes a informaciones falsas sobre el cambio climático tenían menos de 45 años.

Y los más receptivos a la desinformación sobre el cambio climático tenían, en promedio, más de 46 años.

Cuatro grupos

Krishna clasifica los resultados de la encuesta en cuatro grupos diferentes.

  • El primer segmento, compuesto por personas que ella llama “inmunes a la desinformación”, no aceptó ningún dato erróneo sobre el cambio climático y sobre el papel de los humanos en el mismo, y probablemente no lo acepte.

  • El segundo grupo, los “vulnerables a la desinformación”, tienen una actitud negativa respecto a la influencia de los seres humanos sobre el clima. Si bien todavía no han aceptado la desinformación, podrían hacerlo.

  • El tercer grupo, los “receptivos a la desinformación”, ya han aceptado información falsa sobre el cambio climático.

  • Por último, el cuarto grupo, los que “intensifican la desinformación”, compuesto por personas que sostienen actitudes muy negativas respecto al cambio climático y que dudan del papel de los seres humanos en la aceleración de ese proceso. Ya han aceptado la desinformación y están muy motivados para difundirla a otros.

“Mi estudio descubrió que quienes intensifican la desinformación son más propensos a difundir sus opiniones sobre el cambio climático en comparación a cualquier otro grupo en la encuesta”, dice Krishna.

Estados Unidos tiene más escépticos sobre el cambio climático que cualquier otro país del mundo, dice Krishna, pero este grupo ha comenzado a achicarse.

Interacción individual

Los estadounidenses son menos propensos a preocuparse por el cambio climático que el resto del mundo, con una diferencia de hasta un 20 %, según una encuesta de Pew Research.

Pero una mayoría de estadounidenses (el 59 %) ven el cambio climático como una seria amenaza.

Krishna cree que no es útil hablar con personas que ya creen y difunden desinformación sobre el cambio climático; en su lugar, habría que centrarse en los indecisos.

“Puede que no valga la pena emplear recursos para intentar llegar a quienes intensifican la desinformación”, dice.

“La investigación nos dice que la interacción individual a menudo es más efectiva que los mensajes en medios de comunicación… así que quizás sea esta la mejor forma de hacer que las voces inmunes a la desinformación sean oídas”.

Rob Waugh

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) ¿Te preocupa el cambio climático? Estas son las acciones inaplazables para cuidar mejor del planeta

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.