Cómo afectarán los ERTE a la declaración de la renta 2020 - 2021

Jaime Quirós
·3  min de lectura

El próximo 7 de abril se iniciará el plazo para hacer la declaración de la renta. Uno de los puntos que más preocupan a los ciudadanos es cómo afectarán los expedientes de regulación de trabajo temporal, más conocidos como ERTE, a la declaración de este año. Son más de cuatro millones los españoles que se han tenido que acoger a esta medida en los últimos meses y tienen que saber si van a verse perjudicados o beneficiados.

Para entender cómo afectarán estos expedientes a nuestra declaración, debemos tener en mente dos puntos clave: primero, que la prestación por desempleo se dio sin retención en la mayoría de los casos; segundo, que estos trabajadores al ingresar en un ERTE pasan a tener un pagador más, por lo que el límite a partir del cual es obligatorio hacer la declaración baja hasta los 14.000 euros.

También de interés

Una mascarilla quirúrgica al lado de unos guantes azules y una serie de billetes de 100 y 50 euros.
Los trabajadores afectados por un ERTE pasan a tener un pagador más, por lo que el límite a partir del cual es obligatorio hacer la declaración baja hasta los 14.000 euros. Getty creative.

Es importante saber también que, aunque se tengan dos pagadores, la tributación es la misma porque esta depende de los ingresos obtenidos. El IRPF es aplicado en las nóminas de las empresas pagadoras. En el caso de las prestaciones del ERTE, esta responsabilidad corre a cargo del SEPE. Es poco probable que se haya hecho alguna retención, puesto que los importes previstos no alcanzan el mínimo obligatorio según la normativa tributaria para aplicar la retención.

De hecho, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha declarado que "cuando haya dos pagadores, cada una de las empresas no sabe lo que está abonando la otra, por lo que no se pueden hacer retenciones. Se tiene que presentar la declaración, pero esto no implica que vayan a pagar más".

¿Será el resultado de la declaración igual que el de otros años?

Normalmente, cuando un trabajador tiene un único empleador, este le aplica retenciones acordes a sus ingresos. Sin embargo, cuando hay más de uno es imposible que los dos conozcan cuáles son sus ingresos totales, por lo que las retenciones podrían ser excesivas o insuficientes. Esto tendrá que ser ajustado en la liquidación del IRPF. En el caso de los afectados por un ERTE, si las prestaciones que han recibido son pequeñas, es probable que el SEPE apenas les haya aplicado retenciones.

Otra de las principales preocupaciones de muchos colectivos son las deducciones familiares, por familia numerosa, ascendientes o descendientes con discapacidad a cargo o familias monoparentales con dos hijos. El Ministerio ya ha comunicado que no se verán afectadas, puesto que van vinculadas al alta en la Seguridad Social o al cobro de prestaciones.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la prestación por maternidad está vinculada al desarrollo de una actividad por cuenta propia o ajena, de manera que si se interrumpe por un ERTE o cese de actividad se dejan de cumplir los requisitos para aplicarla.

¿Qué pasaría si hay errores en los pagos del SEPE? Según Hacienda, si el SEPE ha reclamado el reintegro de las cantidades abonadas indebidamente y se han devuelto en 2020, los datos fiscales deberían ser correctos y reflejar los ingresos reales. Si, por el contrario, el SEPE ha exigido el reintegro y se ha efectuado la devolución en 2021, es posible que el borrador no recoja el ajuste. En estos casos, el propio contribuyente tendría que modificar el borrador para reflejar las cantidades reales cobradas.

En cualquier caso, los expertos recomiendan revisar todos los datos antes de confirmar el borrador, especialmente los referentes a las cantidades recibidas del SEPE y las posibles devoluciones.

VIDEO | Indignación ante la actuación violenta de dos policías con una mujer sin mascarilla

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias