Un comité pide incluir mujeres indígenas en el Ejército y Policía de Bolivia

Agencia EFE
·2  min de lectura

La Paz, 4 nov (EFE).- La inclusión de mujeres indígenas con sus típicas faldas de pollera o túnicas de colores, respetando su indumentaria originaria, en las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana es la propuesta sugerida este miércoles en el comité de Lucha Contra el Racismo en Bolivia.

El Comité Nacional de Lucha Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación presidido por el viceministro interino de Descolonización, Rafael Quispe, recomendó que se incluya a mujeres indígenas en las filas militares y policiales con su vestimenta típica.

Por ejemplo las emblemáticas cholitas, las mujeres aimaras que usan la pollera, una falda amplia, una blusa, encima, una manta y un sombrero tipo bombín, que además lucen dos trenzas en el cabello, mientras que en el oriente boliviano algunas indígenas utilizan el típico tipoy, una especie de túnica de diversos colores.

"Sueño con una sargento, una teniente, una general de pollera, a eso se tiene que llegar, pero se necesita una política pública que cambie ciertas cosas, como el 'en cinco minutos te vistes', tiene que ser distintos para ellas", comentó Quispe, según un boletín de esa institución.

"Tata" Quispe, como se le conoce por ese apelativo para autoridades en comunidades como la aimara, a la que pertenece, defendió que la propuesta es que las mujeres indígenas tengan las condiciones para ingresar en estas unidades como política pública.

El viceministro interino, quien preside el comité, indicó que muchas mujeres para ingresar a estas instituciones deben "ponerse vestido, porque no se ha implementado la inclusión".

En Bolivia existe desde 2010 una ley contra todo tipo de racismo y discriminación que cuestiona la aplicación de distinciones o exclusiones por diversas razones, una de estas la vestimenta o la identidad.

Este comité es encargado de promover, diseñar e implementar políticas y normativas integrales contra el racismo y toda forma de discriminación.

Además en esta reunión del comité hubo otras sugerencias como revalorizar la medicina tradicional y realizar protocolos de covid-19 para indígenas, entre otras.

Las mujeres se han ido abriendo paso en estas instituciones y en febrero de 2019 se graduó la primera generación femenina del servicio militar en 192 años de la entidad, mientras que en 2016 se nombró la primera general del Ejército, entre otros hitos.

(c) Agencia EFE