Un comité parlamentario pide de nuevo el registro de visitas a casa de Biden

Washington, 23 ene (EFE).- Un comité parlamentario controlado por los republicanos reclamó este lunes de nuevo los registros de visitantes a la casa del presidente, Joe Biden, en Wilmington (Delaware), después de que este fin de semana se descubrieran allí nuevos documentos clasificados.

El Comité de Supervisión y Rendición de Cuentas de la Cámara de Representantes está investigando al mandatario por el manejo inadecuado de documentos sensibles y clasificados de la época en la que Biden fue vicepresidente de Barack Obama (2009-2017) y en la que fue senador (1973-2009).

Y solicitó "todos los documentos y comunicaciones" sobre las visitas a esa residencia desde el 20 de enero de 2017 hasta ahora.

Ese comité, presidido por el republicano James Comer, ya había reclamado esa información a la Casa Blanca, pero esta última señaló el pasado 16 de enero que no existen registros de visitantes a los domicilios particulares de Biden.

Pero, según la misiva enviada hoy a la directora del Servicio Secreto estadounidense, Kimberly Cheatle, el personal de esa agencia de seguridad ha afirmado que normalmente sí que queda constancia de las personas que hayan accedido a ese tipo de lugares.

Por ello, en el marco de su investigación, el comité reclama la entrega de esa información para el próximo 6 de febrero "como muy tarde".

Según sus datos, Biden ha ido a esa casa unas 52 veces desde que asumió el poder en enero de 2021 y ha pasado allí 164 días.

En ese domicilio en Wilmington se han encontrado en las últimas semanas varios documentos clasificados que se remontan a la época en la que Biden era senador y de cuando era vicepresidente.

El último hallazgo se dio a conocer este pasado sábado. Durante el registro, que comenzó el viernes a las 09.45 de la mañana hora local y finalizó a las 22.30 de la noche, se localizaron seis documentos marcados como clasificados.

El abogado personal del mandatario, Bob Bauer, indicó en un comunicado el fin de semana que después de que se encontrara allí un tercer lote de papeles acordaron dar acceso a esa residencia al Departamento de Justicia para que fuera examinada a fondo en busca de material que pudiera estar clasificado.

Tanto la Casa Blanca como el propio Biden han insistido desde el principio en su disposición total a colaborar en estas pesquisas y han tratado de desmarcarse del caso de los documentos clasificados hallados por el FBI en la mansión del expresidente Donald Trump (2017-2021) en Mar-a-Lago (Florida).

El caso de Biden se destapó este enero y sus distintos documentos clasificados fueron encontrados por sus propios abogados y entregados a las autoridades, a diferencia de lo que ocurrió en Mar-a-Lago, donde fue necesaria la intervención del Departamento de Justicia para recuperar los papeles.

(c) Agencia EFE