El Constitucional revisa la reelección indefinida que habilitó a Evo Morales

Agencia EFE

La Paz, 4 dic (EFE).- La sentencia que reconoció el derecho a la reelección indefinida en Bolivia, que permitió a Evo Morales ser candidato para un cuarto mandato consecutivo, es sometida a una revisión desde miércoles por el Tribunal Constitucional del país.

Ese trabajo "lo vamos a hacer a la brevedad posible, estimamos entre dos a tres semanas", afirmó el presidente del Tribunal Constitucional, Paul Franco, en declaraciones a los medios en Sucre, capital de Bolivia y sede del poder judicial.

Esta instancia judicial busca dar respuesta a una "acción de cumplimiento", un recurso legal cuando se considera que servidores públicos incumplen la ley, interpuesta en febrero de 2008 por activistas como el hasta hace unos días líder cívico Luis Fernando Camacho.

El que fuera presidente del comité cívico de Santa Cruz, la mayor región de Bolivia, anunció recientemente que dejaba el puesto ante su posible candidatura a las próximas elecciones en Bolivia, tras encabezar semanas atrás masivas protestas contra el entonces presidente Evo Morales.

Consultado sobre una posible anulación del fallo del Constitucional de noviembre de 2017 a favor de la reelección indefinida, Franco aseguró que "es una posibilidad", ya que hay antecedentes de que algunas decisiones del mismo tribunal se han anulado o modulado.

El recurso legal planteado en 2018 solicitó al tribunal el cumplimiento de un referéndum del 21 de febrero de 2016, que negó la posibilidad a Morales de participar en futuros comicios, y del límite constitucional de solo dos mandatos consecutivos.

Ese recurso no ha sido el único, ya que también varias organizaciones de juristas han presentado en distintos momentos memoriales al Tribunal Constitucional para que se considere la sentencia de la reelección indefinida.

Ante esto, el organismo judicial se abrirá el debate con todos los sectores que observen aquel fallo, mencionó Franco.

Morales fue habilitado como candidato para las elecciones del pasado 20 de octubre gracias al fallo constitucional, que consideró que primaba el derecho a presentarse y del pueblo a elegirlo, basándose en la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Evo Morales ya fue habilitado a un tercer mandato en 2014 con una sentencia del mismo tribunal, que estableció que el primero no contaba ya que Bolivia había pasado de República a Estado Plurinacional en 2009.

Las elecciones del 20 de octubre, en las que fue proclamado vencedor entre denuncias de fraude electoral a su favor, han sido anuladas por una ley que prevé nuevos comicios a comienzos de 2020, aún sin fecha.

El Movimiento al Socialismo, el partido de Morales, que está asilado en México, ha asegurado que ya no cuenta de nuevo con él como candidato, aunque sí con su ayuda para la campaña electoral.

(c) Agencia EFE