El Comité de Emergencias de Ecuador recomienda declarar "estado de excepción" por zonas

Quito, 1 abr (EFE).- El Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE-N) recomendó este jueves al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, que declare el "estado de excepción" de forma focalizada para hacer frente a la creciente ola de contagios de coronavirus en el país.

"Se recomienda al presidente la declaratoria del estado de excepción por 30 días", dijo Juan Zapata, director del COE-N tras una reunión de ese organismo para analizar la grave situación en el país.

Por el momento, la medida, de ser acogida por el primer mandatario, se aplicaría "en las provincias de Azuay, El Oro, Esmeraldas, Guayas, Manabí, Pichincha, Santo Domingo y Loja", de las 24 que tiene el país.

Ecuador sumó en el último día 1.633 nuevos casos de covid-19 y acumula este jueves 330.388 desde que se tienen registros de la pandemia, mientras que las muertes por la enfermedad se contabilizan en 16.877, 30 más respecto a la víspera, informó el Ministerio de Salud.

Por provincias, la andina de Pichincha, cuya capital es Quito, es la de mayor incidencia con 115.042 casos acumulados, 378 más que el miércoles, a la que sigue la costera Guayas, que encabeza Guayaquil, con 42.838, tras incluir 324 positivos.

Le suceden las provincias de Manabí, con 25.354 contagios; Azuay, 18.899; El Oro, 15.159; Loja, 12.511; y Tungurahua, 11.063; por encima de los diez mil cada una.

SATURACIÓN HOSPITALARIA

Los contagios se han disparado en las últimas semanas provocando una saturación en los hospitales, lo que hace unos días llevó a los Municipios de Quito y Guayaquil a imponer severas restricciones de movimiento, en particular por las noches.

Ahora, Zapata se suma a los temores de una ola de contagios descontrolada y pidió el "toque de queda" desde mañana, viernes 2 de abril, hasta el día 9, con un "control de su cumplimiento por parte de las Fuerzas Armadas y Policiales".

De la misma manera, prohibir reuniones sociales que no sean dentro del núcleo familiar, extremar las medidas en torno a adultos mayores, prohibir la venta de bebidas alcohólicas entre determinadas horas y días, entre muchas otras.

El COE Nacional se ha manifestado de manera mucho más extrema de lo que hasta ahora habían hecho los COE cantonales, que son los que tienen la responsabilidad de facto en el manejo de la emergencia en el país.

Entre las medidas sugeridas por el Pleno del COE-N están también "la suspensión de la jornada laboral presencial en las provincias" mencionadas entre el lunes 5 y el viernes 9, y la suspensión de las clases en todos aquellos colegios en los que se había permitido un plan piloto para retomar el contacto presencial.

También ha exigido el control de precios de los insumos médicos a raíz de la creciente demanda y una restricción más severa en la circulación de vehículos privados.

El conjunto de las medidas sugeridas no se pedían desde el período de marzo a mayo de 2020, cuando Ecuador vivió un confinamiento absoluto al comienzo de la pandemia.

Una de las razones era que el Tribunal Constitucional había ordenado al anulación del uso presidencial del "estado de excepción", pero recientemente se ha pronunciado a favor de que éste se pueda aplicar de manera "focalizada", es decir por zonas y con un alcance limitado.

El presidente Moreno deberá ahora decidir si acepta la recomendaciones y decreta la emergencia nacional en las provincias donde los contagios son más críticos.

Las decisiones del COE-N han tenido en cuenta la celebración de elecciones el próximo 11 de abril, de ahí que las limitaciones más severas hayan sido solicitadas, por ahora, hasta el día 9.

(c) Agencia EFE