Comisión sobre la pandemia en Brasil incluye al contralor entre investigados

·2  min de lectura

Brasilia, 21 sep (EFE).- La comisión del Senado que intenta determinar si el Gobierno brasileño incurrió en irregularidades frente a la pandemia de coronavirus incluyó este martes entre los investigados al jefe de la Contraloría General, Wagner Rosario.

El funcionario compareció ante la comisión, pero sus respuestas fueron consideradas evasivas por los miembros de la comisión, lo cual generó continuas discusiones que alcanzaron su grado más alto cuando Rosario tildó a la senadora Simone Tebet de "descontrolada".

Tebet había presentado documentos que pudieran revelar presuntas omisiones de la Contraloría General en la fiscalización de contratos para la adquisición de vacunas anticovid Covaxin procedentes de la India que están bajo sospecha y ya hasta fueron cancelados por el Ministerio de Salud por esos motivos.

El calificativo de "descontrolada" dirigido a Tebet irritó a muchos senadores, que a su vez acusaron al contralor de "machismo", y llevó a una intempestiva suspensión de la audiencia.

Cuando se calmaron los ánimos, el presidente de la comisión, Omar Aziz, determinó que Rosario pase de la condición de testigo a la de investigado, lo cual pudiera suponer que sea acusado formalmente ante la Justicia una vez que el grupo parlamentario concluya sus trabajos, lo cual está previsto para fines de este mes.

"Si incurrió en prevaricación o en omisiones, será determinado más adelante" por los tribunales, afirmó Aziz.

La comisión parlamentaria investiga desde hace meses la gestión del Gobierno frente a la pandemia, que ya ha causado en Brasil casi 591.000 muertes por coronavirus y más de 21,1 millones de casos.

El grupo, que se ha convertido en un frente de presión contra el presidente Jair Bolsonaro y el negacionismo del Gobierno, ya tiene vastos materiales sobre diversos asuntos que habrían influido en el agravamiento de la pandemia en Brasil, uno de los países más afectados del mundo junto con Estados Unidos y la India.

Uno de esos factores habría sido la insistencia del Gobierno en promover en la salud pública el uso masivo de remedios de eficacia no comprobada contra la covid-19, como la cloroquina, incluida en un cóctel calificado de "tratamiento precoz" que el propio Bolsonaro defendió este martes en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

"Yo fui uno de los que hizo ese tratamiento inicial", indicó el mandatario al intervenir en la ONU en referencia a cuando contrajo covid-19, dijo no entender "cómo muchos países y parte de los medios de comunicación se pusieron en contra" y agregó que "la historia y la ciencia sabrán responsabilizar a todos".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.