Una comisión oficial sueca achaca al Gobierno una gestión lenta y deficiente de la covid

·2  min de lectura

Copenhague, 29 oct (EFE).- La gestión de la pandemia de coronavirus realizada por el Gobierno sueco ha sido "lenta" y "deficiente", señaló en un informe parcial una comisión impulsada por las autoridades.

"Las medidas de protección iniciales fueron insuficientes para frenar o limitar de forma sensible la propagación del contagio", indica la comisión impulsada por el propio gobierno, que considera "deficientes" las previsiones hechas e "insuficiente" la legislación para afrontar pandemias.

El informe menciona, por ejemplo, que el Gobierno tardó mes y medio en encargar a Asuntos Sociales que se asegurase de proporcionar material protector al personal sanitario y que el objetivo de hacer 100.000 test de coronavirus a la semana anunciado en abril de 2020 no se alcanzó hasta septiembre, lo que considera un "fracaso".

La adaptación a una situación de emergencia fue posible en gran medida gracias al propio personal, aunque el precio ha sido una "carga extrema" para este.

La comisión critica también el modelo descentralizado de la administración sueca, que deja "poco claro" quien tiene la responsabilidad en el caso de una enfermedad infecciosa grave.

Suecia apostó inicialmente por muchas recomendaciones, pero con la segunda ola en otoño de 2020 y después de recibir críticas, introdujo restricciones, aunque menos que en otros países europeos.

La comisión señala que la mayoría optó por otra estrategia, pero aplaza su valoración a su informe final de febrero de 2022.

La comisión había presentado en diciembre un primer informe sobre la gestión de las residencias de ancianos, que tildó de "fracaso".

El factor principal del elevado número de muertos en las residencias (la mitad del total) fueron "las deficiencias estructurales conocidas desde hace tiempo", aparte de la propagación extensa del virus en la sociedad, concluyó entonces.

La comisión mencionaba la falta de comunicación entre diferentes autoridades, de estudios previos sobre los medios disponibles en las residencias, de material protector y de personal, y la tardía puesta en práctica de medidas como prohibir las visitas o hacer test.

Suecia, con una población total de unos 10,4 millones de habitantes, ha registrado hasta ahora 1,17 millones de casos y 15.016 muertos por la covid-19, con un índice de 145,99 fallecidos por 100.000 habitantes.

La mortalidad sueca por coronavirus es tres veces mayor que la de Dinamarca y siete más que la de Noruega y Finlandia, pero está por debajo de países como Hungría, República Checa, Bélgica, Italia, Reino Unido, Polonia, España, Francia y Portugal.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.