Comisión de Miami-Dade condena la política del presidente Biden hacia Cuba

·3  min de lectura

La Comisión del Condado Miami-Dade votó el martes para condenar la relajación de las sanciones a Cuba por parte del presidente Joe Biden, diciendo que envía el mensaje equivocado a una dictadura que oprime a sus ciudadanos.

El comisionado René García, hijo de cubanoamericanos y presidente del Partido Republicano del condado, patrocinó la resolución titulada: “Resolución que condena la relajación de las sanciones del presidente Joseph R. Biden Jr. contra el régimen comunista cubano”. La legislación enumera una serie de argumentos para mantener las restricciones financieras y de viajes de Estados Unidos, incluyendo que las sanciones roban recursos financieros a la dictadura del país.

La comisionada Rebeca Sosa, que salió de Cuba de niña, fue una de las copatrocinadoras. “Toda mi familia estuvo en prisión por culpa de los comunistas”, dijo Sosa. “Por eso lo copatrociné”.

El martes, los republicanos mantuvieron temporalmente la mayoría de los votos de la comisión, con cuatro de los siete demócratas de viaje en África esta semana. Pese al voto de 6 a 3 que condenaba la relajación de las sanciones económicas a Cuba por parte de la administración Biden, la resolución pudo haber muerto por el veto de la alcaldesa demócrata del condado, Daniella Levine Cava.

La alcaldesa no intervino durante el debate, y dijo después que no bloqueará la entrada en vigor de la legislación después del plazo de veto de 10 días.

Las tres demócratas que asistieron a la reunión de la junta oficialmente no partidista votaron contra de la medida: Sally Heyman, Danielle Cohen Higgins y Eileen Higgins.

“Me preocupa que estos artículos condenen al presidente por su nombre”, dijo Higgins, presidenta del comité de Transporte de la junta. “Prácticamente una vez al mes o seis semanas voy a Washington a solicitar fondos a la administración”.

La Comisión también aprobó una resolución de García condenando a la administración Biden por suavizar las sanciones contra el régimen del venezolano Nicolás Maduro.

Miami-Dade tiene la mayor población cubanoamericana de Estados Unidos y el voto hispano fue crucial para que Biden obtuviera un resultado relativamente pobre en el condado en 2020. Lo ganó por unos siete puntos, en comparación con la victoria de Hillary Clinton por 30 puntos en 2016.

En los últimos años, los republicanos no bloquearon dos denuncias de la Comisión contra el expresidente Donald Trump: una vez por sus comentarios de la campaña de 2015 sobre los inmigrantes mexicanos y otra vez en 2018 por su supuesto uso de un insulto para describir a Haití. Ambas resoluciones fueron aprobadas por unanimidad, sin la objeción del entonces alcalde republicano de Miami-Dade, Carlos Giménez.

Levine Cava ha intervenido en asuntos nacionales a través de sus publicaciones en redes sociales, elogiando la nominación de Biden de la candidata a la Corte Suprema, Ketanji Brown Jackson, y su discurso sobre el Estado de la Unión.

Se negó a comentar en la relajación de algunas restricciones de viaje a Cuba por parte de la administración de Biden, así como los límites al envío de dinero en efectivo a la isla y los visados para que los ciudadanos cubanos de vengan a Estados Unidos.

“Me alegro de no hacer política exterior”, dijo Levine Cava. “Me centro en los asuntos locales”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.