Comisión de Miami-Dade anula veto y autoriza proyecto fuera del límite urbano cerca de la bahía de Biscayne

Los urbanizadores frustraron el martes a la alcaldesa Daniella Levine Cava cuando los comisionados votaron para anular un veto y permitir la construcción de un nuevo complejo de almacenes fuera del actual Límite de Desarrollo Urbano (UDB).

Solo tres de los 12 comisionados se pusieron del lado de Levine Cava en la votación que permitió la primera expansión del UDB desde 2013 y la conversión de tierras de cultivo en un complejo comercial en un área que el gobierno federal podría querer para un importante proyecto de restauración de los Everglades.

“Abre las puertas a la expansión y el desarrollo insostenible que amenaza nuestra economía y nuestra salud”, dijo Levine Cava antes de la votación de anulación. Fue el segundo veto desde que asumió el cargo en 2020, y el primero anulado por la Comisión condal.

La aprobación también requiere hacer menos estrictas las restricciones del condado sobre nuevas construcciones comercial en áreas vulnerables a las mareas de tempestad, un cambio contra el que el personal de Planificación de Levine Cava emitió su recomendación.

Sin embargo, la propuesta del Distrito Logístico y Tecnológico del sur de Dade se impuso en la votación de la comisión por 8 a 3, anulando el veto de Levine Cava a la aprobación del proyecto el 1 de noviembre.

Los urbanizadores propusieron el complejo como una forma de llevar más de 7,000 empleos al sur de Miami-Dade, donde muchas personas tienen que conducir distancias largas para ir al trabajo , y proporcionar beneficios inmediatos para el medio ambiente mediante la donación de más de 600 acres de humedales a un programa de preservación del condado.

Los comisionados del Condado Miami-Dade votarán la propuesta de ampliación del Límite de Desarrollo Urbano para el Distrito Logístico y Tecnológico de South Dade que está previsto en un área catalogada como zona de alto riesgo costero.
Los comisionados del Condado Miami-Dade votarán la propuesta de ampliación del Límite de Desarrollo Urbano para el Distrito Logístico y Tecnológico de South Dade que está previsto en un área catalogada como zona de alto riesgo costero.

Los comisionados Sally Heyman, Danielle Cohen Higgins y Eileen Higgins votaron con la alcaldesa para mantener su veto. René García, un comisionado que votó contra del proyecto el 1 de noviembre, no estuvo presente en la votación de anulación. Minutos más tarde, García estaba en la cámara y pidió que su voto se registrara como en contra de la anulación del veto de la alcaldesa, lo que significaría una votación de 8 a 4 a favor de la anulación.

Los urbanizadores necesitaban ocho votos para anular el veto y recibieron esos votos de los mismos comisionados que aprobaron el proyecto el 1 de noviembre: José “Pepe” Díaz, Oliver Gilbert, Keon Hardemon, Jean Monestime, Kionne McGhee, Raquel Regalado, Rebeca Sosa y Javier Souto.

La Carta Estatutaria del Condado exige el voto de dos tercios de los comisionados presentes para anular el veto del alcalde.

La votación del veto era el mayor obstáculo que les quedaba a los urbanizadores del proyecto de casi 400 acres al sur del Turnpike de la Florida, cerca de Homestead. Se espera que los grupos ecologistas sigan tratando de impugnar legalmente el proyecto.

Los urbanizadores emitieron un comunicado en el que decían que su equipo había respondido a las críticas a lo largo de los siete meses en los que la Comisión retrasó las votaciones finales sobre el proyecto.

“El resultado fue una solicitud más pequeña, pero mucho mejor, que equilibra la necesidad de oportunidades económicas en el sur de Dade con la necesidad de proteger nuestros recursos naturales”, dice el comunicado.