Comisión del Congreso del Perú investigará a Castillo por supuesto tráfico de influencias

·2  min de lectura

Una comisión del Congreso peruano acordó este miércoles investigar al presidente Pedro Castillo en un caso de presunto tráfico de influencias, por el cual la fiscalía también le abrió una indagación a fines de mayo.

"Hemos decidido pasar a la condición de investigado al presidente Pedro Castillo con el fin de señalar posibles responsabilidades penales en el informe que vamos a emitir", dijo el presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso, el opositor Héctor Ventura.

"El presidente ha sido citado [como testigo] hasta en tres oportunidades y se ha mostrado renuente [a comparecer]", agregó Ventura en conferencia de prensa al explicar el cambio de la condición de testigo a investigado.

En efecto, Castillo no se presentó a declarar como testigo en las tres convocatorias realizadas por la comisión parlamentaria en los últimos meses.

"Existen grandes indicios y sospechas reveladoras de presuntos actos de corrupción", indicó Ventura, del partido fujimorista Fuerza Popular (derecha populista).

La fiscalía incluyó a Castillo en una causa por el mismo caso, sobre presuntos delitos de tráfico de influencias, organización criminal y colusión agravada.

Se trata de la investigación sobre el consorcio "Puente Tarata III", que busca determinar si un exministro de Transportes, seis legisladores, un exsecretario general de la Presidencia y dos sobrinos de Castillo integraban una supuesta red criminal encabezada por el presidente para conceder un contrato de obras públicas.

La fiscalía tiene previsto interrogar a Castillo el 17 de junio, mientras que los investigados del entorno presidencial están escondidos tras dictarse una orden de prisión preventiva contra ellos.

Si bien la legislación peruana impide llevar a juicio a un presidente mientras está en el poder, ello no impide avanzar las indagaciones en su contra, sostiene la fiscalía.

El presidente izquierdista finaliza su mandato en julio de 2026.

Castillo afirmó el 30 de mayo que la fiscalía desató una "persecución política" contra él por este caso, pero el domingo se allanó a cooperar y negó cualquier acto ilícito de su parte.

"Voy a colaborar, voy a concurrir al llamado del fiscal u otras instancias que tengan que ver por la investigación", dijo el mandatario durante una entrevista con el canal estatal TV Perú, en la que descartó cualquier intento de evadir a la justicia.

"Jamás me va a salpicar la corrupción", enfatizó el presidente, un maestro rural de 52 años que lleva casi 11 meses en el poder.

Mientras tanto el abogado de Castillo, Benji Espinoza, buscaba bloquear este miércoles ante un juez la investigación, apelando a la inmunidad del mandatario.

ljc/fj/yow

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.