Comisión del Congreso de CDMX ratifica descuento de 7.7 mdp al TECM

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 5 (EL UNIVERSAL).- Bajo el argumento de que está por llegar la "tercera ola" del Covid-19, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso local aprobó el dictamen, para ratificar el descuento de siete millones 768 mil 53 pesos al Tribunal Electoral de la Ciudad de México (TECM).

En tan sólo 13 minutos, sin que ningún diputado local expusiera sus argumentos, fue aprobado el dictamen con 12 votos a favor por dos en contra –del PAN-, de los 17 integrantes de dicha Comisión.

Dicho documento será presentado a la Mesa Directiva, a fin de que sea incluido en el orden del día de la sesión ordinaria virtual de este martes, una vez que fue aprobado el dictamen, en respuesta a la sentencia SUP-JE-92-2020, de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

De acuerdo con el documento, los diputados locales ratificaron la determinación del 24 de diciembre pasado, con fundamento en el Presupuesto de Egresos 2021, donde quedó establecido que dicho dinero "será destinado para acciones de prevención, atención, mitigación y control del Covid-19".

Aunque ahora, según planteó en la breve reunión la presidenta de dicha Comisión, la morenista Guadalupe Morales Rubio, "la Secretaría de Salud capitalina informó que está por llegar una nueva emergencia de contagios, por lo que es necesario utilizar mayores recursos para atender a los enfermos", argumentó.

De allí que los legisladores resolvieron no devolverle al TECM los siete millones 768 mil 53 pesos, como lo demandó ante el TEPJF, a cuya autoridades, luego de lo que resuelva el pleno del Congreso local, le será remitida certificada del presente Decreto y su Dictamen.

Con base en el dictamen –cuya copia obra en poder de EL UNIVERSAL-, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública recibió copia del oficio SAF/058/2021 de fecha 12 de febrero de 2021, de la Secretaría de Administración y Finanzas de la Ciudad de México.

Cabe recordar que luego de la sesión extraordinaria de la pasada Navidad, el presidente del TECM, Gustavo Anzaldo Hernández, promovió un juicio electoral ante la Sala Superior del TSPJF, al no estar de acuerdo con la iniciativa aprobada por el Congreso local.

Posteriormente, el 4 de febrero pasado, en sesión pública, mediante videoconferencia, la Sala Superior del TEPJF resolvió el juicio SUP-JE-92/2020, en el que determinó, entre otros aspectos, que la Jefatura de Gobierno deberá remitir al Congreso local, dentro del plazo de cinco días naturales, contados a partir de la notificación de la presente resolución, la propuesta original del proyecto de presupuesto formulado por el TECM.

Una vez recibido el referido proyecto de presupuesto de egresos y sus anexos, se vincula al Congreso local, para que, en ejercicio de sus atribuciones, analice, discuta y emita una determinación debidamente fundada y motivada a la brevedad posible respecto de la propuesta de asignación de recursos correspondientes al TECM.

Sin embargo, el Congreso local estableció que "debiendo considerar que en el ejercicio 2021 ya está en curso el proceso electoral local, implica un incremento considerable en las cargas de trabajo y los requerimientos de los recursos", aunque eso no fue obstáculo para que este lunes emitieran un nuevo dictamen.

Ilegalidad. Por su parte, el diputado local del PAN, Federico Döring Casar, integrante de dicha Comisión, comentó a EL UNIVERSAL que sería en vano exponer su inconformidad sobre dicho dictamen, "que es totalmente ilegal", dijo y apoyado de su compañera de partido, América Rangel Lorenzana.

Denunció que el dictamen "es ilegal", porque está basado en un oficio que remitió la Secretaría de Gobierno, "no en una iniciativa. Cualquier estudiante de derecho y hasta el más burro, sabe que eso no es posible, pues todo dictamen debe ser de una iniciativa. Pero no. Estos cuates, ignorantes, le van a cumplir un capricho más a la jefa de Gobierno", acusó.

"Es verdaderamente preocupante y queda confirmado que a la doctora Sheinbaum no le gusta la democracia. La convencieron que saboteara a las instituciones electorales, para no ser fiscalizado ni vigilado su trabajo. Es una burda copia de lo que hace (Andrés Manuel) López Obrador al Instituto Nacional Electoral (INE).

Y aunque la jefa de Gobierno no insulta a los organismos electorales, "sí los sabotea al reducirles su presupuesto", enfatizó.