Comisión dice que el censo en Bolivia debe hacerse entre marzo y abril de 2024

La Paz, 9 nov (EFE).- La comisión técnica compuesta por los representantes de los diferentes niveles de Gobierno en Bolivia concluyó este miércoles que el censo poblacional puede adelantarse un mes y realizarse entre marzo y abril de 2024, por lo que la fecha específica dependerá de una decisión del presidente Luis Arce.

En una rueda de prensa, el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, señaló que después de cuatro jornadas de evaluaciones del calendario censal "de manera integral" se tiene la posibilidad de que la encuesta nacional "pueda adelantarse alrededor de un mes".

Los ajustes al calendario del proceso censal establecieron algunos recortes en los tiempos de reclutamiento y capacitación de agentes censales, la impresión y escaneo de las boletas además del proceso de actualización cartográfica.

Ahora la misión de la comisión es "transmitir los resultados" al Gobierno nacional para que "pueda establecer la fecha más específica" que, según la recomendación, debe ser entre "marzo y abril de 2024", precisó el ministro.

TRABAJO DE LA COMISIÓN

La comisión técnica comenzó su trabajo el pasado sábado en la ciudad de amazónica de Trinidad con autoridades y representantes cívicos y técnicos de los nueve departamentos del país, con la misión establecer una fecha definitiva para la realización del empadronamiento.

La labor de esta instancia culminó esta madrugada aunque sin la presencia de los representantes de la Gobernación de Santa Cruz y los municipios de La Paz, Tarija y Trinidad que abandonaron la mesa bajo el argumento de que el Gobierno dio un "no rotundo" a sus propuestas para que el censo sea en 2023.

"Al abandonar el escenario del debate técnico (...) una vez más se ha demostrado que no han podido defender, no han tenido los argumentos de las observaciones que realizaban", mencionó Cusicanqui.

El ministro apuntó que las delegaciones disidentes no lograron establecer cómo mejorar los rendimientos del proceso censal a lo que se suman las dificultades que se presentan en las distintas regiones del país y que impiden mayores ajustes.

No obstante, el funcionario dijo que los nueve departamentos del país han estado representados a través de sus alcaldías, asociaciones municipales departamentales y jurisdicciones indígenas, por lo que el abandono de algunas representaciones de técnicos no afectó la labor de la comisión.

Otra de las recomendaciones de la comisión es que los resultados de población del censo se publiquen en 2024, mismos que servirán para efectuar la nueva distribución de recursos a las regiones.

El censo poblacional en Bolivia estaba programado para noviembre de este año, sin embargo, el Gobierno lo aplazó para mayo o junio de 2024 bajo el argumento de problemas técnicos y la necesidad de "despolitización" del proceso a favor de obtener "datos de calidad".

Ese rezago hizo que Santa Cruz, la mayor región y motor económico del país, instale un paro indefinido que este miércoles cumple 19 días bajo la premisa de que el empadronamiento sea en 2023 y que sus datos se apliquen en 2025, año en el que deben efectuarse los comicios presidenciales.

(c) Agencia EFE