Comisión aprueba auditorías para Cuenta Pública de 2019 en CDMX

CIUDAD DE MÉXICO, junio 16 (EL UNIVERSAL).- Sin aceptar la propuesta del PAN de que deben auditarse las compras y adquisiciones en la emergencia, la Comisión de Rendición de Cuentas y Vigilancia de la Auditoría Superior de la Ciudad de México aprobó el Programa General de Auditoría (PGA), para la revisión de la Cuenta Pública 2019.

Así quedó establecido durante su octava sesión ordinaria, donde el presidente de dicha Comisión, José Luis Rodríguez Díaz de León, destacó que "el documento marca el inicio del proceso de revisión de la Cuenta Pública, y establece los sujetos de fiscalización en los cuales se realizarán las auditorías, los rubros o funciones de gasto que se revisarán y los tipos de auditoría que se ejecutarán", dijo.

Explicó que el proceso de elaboración del dictamen del PGA cumplió con la ley, además de que, según él, "integramos las observaciones de las y los diputados que emitieron alguna opinión", aunque ignoró la propuesta del diputado local del PAN, Mauricio Tabe Echartea.

Además, aseguró que para los capitalinos, "es indispensable el acceso a la información de manera transparente, particularmente cuando se trata de recursos públicos, que son destinados para la atención de emergencias, como la que hoy estamos viviendo en la ciudad, en el país y en el mundo".

Detalló que el PGA establece que la revisión de la Cuenta Pública tiene por objeto determinar el resultado de la gestión financiera, así como verificar el cumplimiento de los objetivos contenidos en los programas, además de revisar si el gasto fue congruente con las normatividades y disposiciones aplicables en el artículo 28 de la Ley de Fiscalización Superior.

Dicho programa, aclaró el también vicecoordinador de Morena en el Congreso local, se integra por 194 auditorías, de las cuales 68 son de carácter financiero, 71 financieras y de cumplimiento, dos de cumplimiento, tres de cumplimiento con Tecnologías de la Información, 20 de obra pública, 28 de desempeño y dos de desempeño con enfoque ambiental.

Mientras la sesión virtual llevaba cuando menos 15 minutos de iniciado, el diputado local de Morena, Emmanuel Vargas Bernal, ingresó cuando viajaba en su auto, mientras que su compañera, Valentina Batres, y la pevemista, Teresa Ramos Arriola, –quienes acusan a todo aquel que les hace observaciones, de violencia de género--, ingresaron tarde y exigieron su pase de lista.

Pese a ello, Rodríguez Díaz de León destacó que del total de las auditorías, 36 serán para las dependencias, 80 a órganos político- administrativos (alcaldías), 19 a órganos desconcentrados y 42 a entidades, así como 17 a los Poderes Legislativo y Judicial y Órganos Autónomos.

El documento establece que debido a la contingencia sanitaria por Covid-19, el órgano de fiscalización considera que apoyará en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), para hacer factible el intercambio de información con la Administración Pública de la Ciudad, así como con los órganos de gobierno y los órganos autónomos locales, a fin de garantizar el cumplimiento de sus atribuciones dentro del plazo y marco legal aplicables.

El legislador reiteró que con este acto, la Comisión que preside cumple con el plazo previsto en la fracción XI del artículo 19 y 36 de la Ley de Fiscalización Superior de la Ciudad de México.

--Exigencia

Por su parte, Tabe Echartea lamentó que la Comisión no hay considerado su propuesta de auditar en tiempo real todas las compras y adquisiciones relacionadas con la emergencia sanitaria que hay en la Ciudad, a fin de garantizar absoluta transparencia y despejar cualquier duda de actos de corrupción.

"La jefa de Gobierno no tiene todos los ojos para ver cómo se comportan sus funcionarios públicos. Es mejor enviar la señal clara de que cada peso que gasten en esta emergencia sanitaria, será vigilado y sancionado cualquier funcionario que se quiera pasar de listo", advirtió.

Aun cuando los integrantes de la Comisión hicieron caso omiso a su propuesta, anunció que para este miércoles, durante la sesión de la Diputación Permanente, la presentará como punto de acuerdo, "porque de esa manera, garantizamos que ningún funcionario público se salga con la suya aprovechando la emergencia", insistió.