La UE urge a Brasil a recuperar la confianza de importadores de carne

El comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, se dirige a la prensa en Río de Janeiro, el 27 de marzo de 2017 (AFP/Archivos | Yasuyoshi Chiba)

La Unión Europea (UE) urgió el lunes a Brasil a obrar por recuperar la confianza de los importadores y el propio ministro brasileño de Agricultura admitió que la imagen del país fue "muy dañada" por el escándalo de la venta de carne adulterada.

"Espero que las autoridades brasileñas entiendan que tienen que actuar lo más pronto posible para restablecer la confianza en sus sistemas de control", dijo el comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, en una entrevista con la AFP en Rio de Janeiro.

Andriukaitisk, que inició en Rio una visita de tres días al país sudamericano, espera que "las autoridades brasileñas entiendan que tienen que actuar lo más pronto posible para restablecer la confianza en sus sistemas de control".

El funcionario europeo será recibido el martes en Brasilia por el ministro de Agricultura, Blairo Maggi, quien espera darle las precisiones necesarias.

La visita de Andriukaitis "es un espacio importante (...) para que podamos hacer todas las aclaraciones, mostrar cuáles son los procedimientos, dónde están nuestras preocupaciones", dijo Maggi en una conferencia de prensa en Brasilia.

La policía brasileña reveló el viernes 17 que grandes frigoríficos habían sobornado a inspectores sanitarios para autorizar la venta de carne vencida o averiada.

El caso tuvo repercusiones inmediatas en los negocios del primer exportador mundial de carne bovina y aviar.

Varios países bloquearon sus importaciones, aunque algunos clientes importantes como China limitaron luego la medida a los 21 frigoríficos señalados por la investigación.

"Nuestra imagen fue muy atacada en los últimos días, los comentarios en el exterior fueron muy malos", admitió Maggi.

"Nuestros competidores, aquéllos que quieren nuestros lugares, se están aprovechando de este momento de fragilidad para conquistar y hacer que los mercados miren hacia ellos", añadió.

El ministro anunció asimismo que mantendría en las próximas horas una teleconferencia con autoridades de Hong Kong para intentar revertir las restricciones del mayor importador de carne roja brasileña.

"Hemos respondido a todos sus cuestionamientos, pero si quieren más explicaciones, estamos prontos para dárselas. Vamos a ver si logramos convencerlos de que la información es suficiente", afirmó Maggi.

Las ventas de carne aportaron más de 13.000 millones de dólares a la economía del gigante sudamericano en 2016.

China es el segundo comprador de carne vacuna brasileña y el segundo de carne aviar.

La semana pasada, el Ministerio brasileño de Industria y Comercio Exterior (MDIC) informó que las exportaciones de carne se desplomaron de un promedio de 63 millones de dólares diarios antes del escándalo a apenas 74.000 dólares registrados el martes 21 de marzo.

Sin embargo, este lunes el organismo informó que el retroceso de las ventas de carne de la semana pasada se limitó a un 20% en relación a la semana anterior, sin detallar el volumen de las ventas de cada día, solicitado por la AFP.