Comienzan en P.Rico vistas de proyecto busca prohibir terapias de conversión

Agencia EFE
·3  min de lectura

San Juan, 24 mar (EFE).- La Comisión de Iniciativas Comunitarias, Salud Mental y Adicción del Senado de Puerto Rico inició este miércoles las vistas públicas para evaluar el proyecto 184, que busca prohibir las llamadas terapias de conversión por orientación sexual, práctica considerada por algunos expertos en salud mental perjudicial.

El proyecto del Senado 184 pretende enmendar Ley de Salud Mental de Puerto Rico y Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores, a los fines de ampliar las protecciones de la salud física y mental de los menores de edad mediante la prohibición de la práctica de la terapia de conversión sobre orientación sexual.

El primer compareciente en la audiencia pública fue el psiquiatra José Franceschini, quien también dirige el Departamento de Psiquiatría de la Universidad Central del Caribe.

"Todavía hay organizaciones, en su inmensa mayoría de base religiosa, reclamando que la terapia de conversión salva a homosexuales de su orientación sexual", señaló el médico, tras subrayar que a pesar de eso no hay estudios que respalden que este tipo de tratamiento tenga utilidad.

Mencionó que hay estudios que muestran que los hijos de padres que no aceptan la orientación homosexual de sus vástagos son los que más desarrollan enfermedades mentales.

TERAPIAS PARA CAMBIAR LA ORIENTACIÓN SEXUAL

Las llamadas terapias de conversión se definen como cualquier intento de cambiar la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género de una persona.

La Asociación Americana de Psicología, principal organización de esa profesión en los Estados Unidos, se opone a las terapias de conversión.

También la Asociación de Psicología de Puerto Rico subrayó en 2018 que se ha demostrado científicamente que las terapias de conversión no reducen ni eliminan los síntomas psicológicos de la persona.

La práctica está prohibida en 20 estados de EE.UU y en Puerto Rico desde el Legislativo se valora la posibilidad de su prohibición, lo que ha provocado una polémica entre quienes lo apoyan y sus detractores.

EL GOBERNADOR CONTRA LAS TERAPIAS

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, ya se pronunció para señalar que está en contra de estas llamadas terapias de conversión y que no dudará en firmar el proyecto para convertirlo en ley si, finalmente, llega a sus manos desde el Legislativo.

El secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado, mostró su acuerdo con Pierluisi y dijo que su agencia tiene que ir en contra de todo lo que vaya en detrimento de la salud física y mental de cualquier ser humano.

Janise Santiago, integrante de la Junta Directiva del partido Proyecto Dignidad de Puerto Rico, considerado por algunos como ultra conservador, dijo a Efe que lo primero que hay que aclarar es que el texto del Proyecto 184 del Senado no es claro, lo que desde su punto de vista no facilita las cosas a la hora de tomar postura.

Santiago matizó que lo que a su juicio es un maltrato es no darle la oportunidad a un niño de tomar decisiones de las que más tarde pueda arrepentirse.

Dijo que, incluso, jóvenes de entre 20 y 25 años buscan todavía en esa edad identificarse en el tema de orientación sexual, razón por la que los niños o adolescentes, con mucha más razón, deben ser orientados por especialistas si tienen dudas sobre qué camino seguir.

(c) Agencia EFE