Comienzan audiencias de la ONU que investigan supuestos abusos israelíes contra derechos humanos

Foto de archivo del logo de la ONU frente al edificio de la entidad en Nueva York

Por Emma Farge

GINEBRA, 7 nov (Reuters) - Una serie de audiencias públicas con víctimas de presuntas violaciones de derechos humanos por parte de Israel comenzaron el lunes en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, algo que Israel descartó como "juicios falsos".

La Comisión de Investigación independiente, establecida por el principal organismo de derechos humanos de la ONU el año pasado, planea cinco días de audiencias que, según dice, serán imparciales y examinarán las acusaciones de las autoridades israelíes y palestinas.

Sin embargo, Israel dijo que las audiencias se convocaron con poca antelación y señalaron una agenda "anti-israelí".

"Esta (comisión) y la convocatoria de estos juicios falsos avergüenzan y desvirtúan al Consejo de Derechos Humanos", dijo en un comunicado emitido por su misión diplomática en Ginebra.

La oficina de derechos humanos de la ONU rechazó previamente las acusaciones de parcialidad y dijo que Israel no había cooperado con el trabajo de la comisión.

El enfoque de la primera serie de audiencias estará en las órdenes de cierre de varias organizaciones palestinas por parte de Israel en agosto y el asesinato de la reportera palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh en mayo.

La oficina de derechos humanos de la ONU ha dicho que sus hallazgos sugieren que fue asesinada por las fuerzas israelíes, mientras que una investigación del Estado judío concluyó que es probable que un soldado israelí le haya disparado involuntariamente .

El primer día testificarán tres representantes de organizaciones no gubernamentales palestinas que fueron clausuradas.

Ni estas audiencias ni el Consejo de Derechos Humanos de la ONU tienen poderes legales. Pero las investigaciones realizadas por el consejo a veces se utilizan como prueba ante tribunales nacionales o internacionales.

(Información de Emma Farge, Editado en español por Aida Peláez-Fernández)