Comienza recolección de firmas para destituir al fiscal latino de Los Ángeles

·3  min de lectura

Los Ángeles, 21 may (EFE News).- A partir de este viernes comenzó formalmente la recolección de firmas que busca llevar a votación popular la destitución del actual fiscal del condado de Los Ángeles, el latino George Gascón.

La campaña tiene plazo para presentar un mínimo de 579.062 firmas válidas de votantes registrados (10 % del total de los votantes del condado) hasta el 27 de octubre para que la iniciativa sea llevada a votación.

Gascón ha recibido críticas de otros fiscales, así como de víctimas de los delincuentes, por varias medidas, que incluyen no buscar la pena de muerte en ningún caso y descartar factores agravantes que aumentarían las condenas.

Igualmente, ha evitado que los delincuentes juveniles acusados de crímenes graves enfrenten la justicia como adultos.

“George Gascón fue elegido tras disfrazar una agenda radical, peligrosa y procriminal como (si se tratara de) una ‘reforma de justicia criminal’”, señaló en declaración enviada Efe Desiree Andrade, portavoz de la iniciativa para destituir al fiscal.

Andrade reclamó que en lugar de una mejora, lo que Gascón ha hecho es favorecer “a los delincuentes más atroces de nuestra sociedad a expensas de las víctimas, y dejar que los asesinos a sangre fría vuelvan a las calles”.

En un mensaje virtual el 17 de marzo con motivo de sus primeros 100 días como fiscal, Gascón defendió sus decisiones asegurando que “están basadas en datos científicos y aumentarán la seguridad de nuestras comunidades al tiempo que reducirán las disparidades raciales”.

En una declaración a los medios, los familiares de Anthony Ávalos, el menor de 10 años torturado y asesinado por su madre y el novio de ella, criticaron la decisión de Gascón de retirar el pedido que hicieron de imponer la pena capital para ambos.

Según los documentos presentados ante la corte, Anthony fue golpeado contra el suelo de la vivienda y azotado con un cable y una correa, se le prohibió usar el baño durante largos periodos y se le colocó salsa picante en la boca, entre otras torturas.

En agosto de 2019, la Fiscalía de Los Ángeles, dirigida entonces por Jackie Lacey, anunció que pediría la pena de muerte en este caso.

Sin embargo, Gascón descartó la solicitud de pena capital contra los asesinos del niño, argumentando que “una sentencia de muerte nunca es una resolución adecuada en ningún caso”.

En febrero, el fiscal adjunto Jon Hatami, con 15 años de desempeño en la Fiscalía de Los Ángeles, anunció una querella legal contra Gascón argumentando haber sido difamado y discriminado racialmente por el fiscal general a causa de su origen iraní.

Hatami fue el fiscal líder en el caso del menor Gabriel Fernández, que terminó en condena de pena de muerte para el novio de la madre y cadena perpetua para ella, y ha sido uno de los principales críticos de de las nuevas medidas impuestas por Gascón.

Gabriel falleció el 23 de marzo de 2013 en Palmdale, al norte de Los Ángeles, estando bajo la custodia de su madre, a pesar de que se habían presentado 62 quejas de abuso infantil contra ella y su novio, según la investigación del caso.

Para finales de abril, los concejos de al menos media docena ciudades del condado, incluyendo Beverly Hills, Lancaster, La Mirada, Pico Rivera, Santa Clarita y Whittier, habían aprobado un voto de “no confianza” contra el fiscal general.

(c) Agencia EFE