Hoy comienza el noveno Festival Temporada Alta

Carlos Pacheco
·5  min de lectura
Psicosis de las 4.48, en el Festival Temporada Alta de Timbre 4
Psicosis de las 4.48, en el Festival Temporada Alta de Timbre 4

“El año pasado todo el tiempo dijimos: tenemos que seguir, adaptémonos, adaptémonos. No cortemos los proyectos”, aclara el actor, director y gestor teatral Claudio Tolcachir, director de la sala Timbre 4.

Es que los tiempos de pandemia obligaron a muchos espacios teatrales a seguir esa línea. Y ellos lo hicieron y crearon encuentros y funciones virtuales con destacados maestros y actores y estrenaron obras por streaming. La experiencia fue magnífica.

Llegó el momento de dar forma a una nueva edición del Festival Temporada Alta que hace nueve años que coproducen con el festival que se realiza en Girona, España, cada año. Y decidieron que la virtualidad era el mejor espacio para, en esta temporada, concretar la propuesta. “Nos planteamos no cortar los proyectos –cuenta Tolcachir- y como este encuentro se realiza en sociedad con Temporada Alta que es un festival enorme programado en Cataluña y ellos tenían mucha experiencia porque lo hicieron el año pasado vía streaming, nos adaptamos a lo que se podía hacer. Las compañías no pueden viajar entonces todo se presentará vía streaming, salvo algunas funciones que serán presenciales. Vamos a seguir porque mucha gente quiere ver teatro y todavía no desea salir de su casa y las propuestas internacionales están buenísimas. Y todo esto gracias a un equipo de producción que es feroz, es un lujo, porque laburan, inventan y lo hacen con una garra y una alegría envidiable”.

A partir de hoy y hasta el 21 de febrero se podrán ver experiencias de Cataluña, Chile, México, Francia y Argentina. Algunas acciones programadas se concretarán en simultáneo con los festivales que estarán desarrollándose en Uruguay y Perú.

“Lo interesante de esta edición –expresa el director- es que es muy fiel a determinados grupos con los que nos hemos ido asociando en estos nueve años de festival y que en la temporada pasada siguieron trabajado, buscado, con total libertad. En este caso Timbre 4 es un espacio acogedor. Lo fue durante toda la pandemia para muchos artistas que no tenían donde compartir sus cosas. Ahora mostraremos la labor de grupos que en distintos años fueron presentando trabajos y a los que les dijimos armen los que les esté pasando, lo que necesiten compartir y Timbre y el Festival serán un canal de comunicación para divulgar sus experiencias”.

Cuando todos pensaban que habíamos desaparecido, de México
Cuando todos pensaban que habíamos desaparecido, de México


Cuando todos pensaban que habíamos desaparecido, de México

Respecto de las temáticas de las propuestas hay algunas cuestiones que son recurrentes y tienen que ver con la resistencia, la comunicación, la soledad, la solidaridad. Temas que tangencialmente tienen que ver con la realidad actual. “Pero no se desarrollan de manera obvia –aclara Claudio Tolcachir-. Ninguna obra habla directamente del presente pero si lo hace metafóricamente porque toda esta situación potenció quiénes éramos. La pandemia fue como un espejo revulsivo que nos hizo ver quiénes éramos y dónde estábamos. Me emocionan mucho los grupos que participan porque siento que tenemos una historia en común y el público también ya tiene una historia con ellos”.

La representación catalana estará integrada por el dúo de artistas sonoros CaboSanRo que presentará un montaje en formato virtual pensado para descargar y escuchar, a través de su celular y/o tablet, en un supermercado. Audioguía para supermercado en tiempo de pandemia, simula la experiencia de pasear por un supermercado a través de sonidos cotidianos.

La compañía El Conde de Torrefiel presentará lo que ellos denominan “un experimento sobre el deseo de mirar aquellos mundos artificiales que hemos creado”. El espectáculo se denomina Se respira en el jardín como en un bosque, trabajo del que puede participar un solo espectador.

Lettres du continent, de Francia
Lettres du continent, de Francia


Lettres du continent, de Francia

La reconocida pieza de la inglesa Sarah Kane Psicosis de las 4.48, con la actuación de Anna Alarcón; e Informe para una academia, de Franz Kafka, con la interpretación de Iván Benet se ofrecerán a través de Zoom, y se realizarán en simultáneo con las ediciones de Temporada Alta en Montevideo y Lima.

Los mexicanos que integran la compañía Vaca 35, realizarán una apertura de proceso de dos obras que se trasmitirán online: Proyecto Mujeres y Cuando todos pensaban que habíamos desaparecido. Se trata de piezas que se concretan en coproducción con Timbre 4 y Vaca 35, con integrantes mexicanos y argentinos.

Chile estará presente con Mirando fijo algo que explota, mediometraje dirigido por Tomás Espinosa. El trabajo se centra en el estallido social producido en Chile durante octubre de 2019 y en particular con las víctimas de trauma ocular, como les ocurrió a más de 400 chilenos y chilenas que aún exigen justicia. Del mismo país se ofrecerá Contagio creativo, la primera residencia inclusiva en danza del Centro Cultural Gabriela Mistral. Un trabajo colectivo en formato digital con un equipo creativo que abarca desde artistas escénicos no profesionales a personas en situación de discapacidad.

Mirando fijo algo que explota, de Chile
Mirando fijo algo que explota, de Chile


Mirando fijo algo que explota, de Chile

Por Francia, a través de la plataforma online de Timbre 4, se proyectará Lettres du continent, de Virginie Dupray. Una pieza audiovisual compuesta de 21 cartas, escritas en 2020, que atestiguan diversos autorretratos de una nueva generación de bailarines, coreógrafos, intérpretes y directores. De manera presencial, se presentará Les impassé.e.s. Un dispositivo coreográfico creado por Julie Nioche durante el confinamiento de 2020. Esta pieza de danza contemporánea será dirigida a distancia con bailarines locales en Buenos Aires y Lima.

La Argentina estará representada por Imprenteros, de Lorena Vega. Se realizarán dos funciones presenciales en la sala.

“Creo que el equipo de Timbre 4 tuvo mucha suerte. No tuvimos durante el año un parate creativo, tampoco fue un parate productivo. Pienso en la cantidad de cosas que se generaron: ciclos, espectáculos, encuentros, charlas. Fue un año muy activo, diferente, totalmente diferente. Nos sentimos muy orgullosos de la labor realizada y esperemos poder continuar así”.

Imprenteros, de Lorena Vega, representa a la Argentina
Imprenteros, de Lorena Vega, representa a la Argentina


Imprenteros, de Lorena Vega, representa a la Argentina (Cesar Capasso/)