Comienza el juicio contra el líder opositor de Camboya acusado de traición

Agencia EFE

Bangkok, 15 ene (EFE).- El líder de la oposición de Camboya, Kem Sokha, reivindicó su inocencia tras el inicio el miércoles del juicio en su contra por traición y reclamó la retirada de una acusación que grupos de defensa de los derechos humanos ven motivada políticamente.

Sokha, de 66 años, líder del ilegalizado Partido para el Rescate Nacional de Camboya (PRNC), acudió a la corte municipal de Phnom Penh, en medio de fuertes medidas de seguridad y la restricción de acceso a la sala de vistas a activistas y medios de comunicación.

El opositor, detenido en 2017 acusado de conspirar con extranjeros para derrocar el gobierno y liberado en noviembre tras pasar un año en prisión provisional y otro más en arresto domiciliario, se enfrenta a una pena de 30 años de cárcel.

"Niego categóricamente el cargo de conspiración con potencias extranjeras del que se me acusa", dijo Sokha en un mensaje publicado en su portal de Facebook durante la vista.

"Todas mis actividades se centraron en los derechos humanos y la democracia, se llevaron a cabo de forma pacífica y no violenta de acuerdo con la Constitución", añadió el opositor que reclamó que se desestime el caso para que pueda ejercer con plenitud sus libertades políticas.

OFENSIVA CONTRA LA OPOSICIÓN

El arresto de Sokha fue realizado a instancias del primer ministro Hun Sen, en el poder de 1985, e inició una vasta ofensiva contra la oposición, ONG y medios de comunicación independientes meses antes de la celebración de las elecciones generales en 2018.

Un día antes del inicio del proceso, Amnistía Internacional y Human Rights Watch exigieron la retirada de una acusación que consideran "fabricada" por las autoridades para perjudicar a la oposición y calificaron el juicio como una "farsa".

Parlamentarios del Sudeste de Asia para los Derechos Humanos (APHR) se unió hoy a las demandas para que se anule la acusación "sin fundamento" y restablezca los derechos políticos de Sokha de forma "inmediata" e "incondicional".

"La detención de Kem Sokha fue parte de un asalto más amplio y sostenido contra la oposición política de Camboya", dijo en un comunicado el diputado filipino, Tom Villarin, que calificó el juicio como un "aviso y recordatorio" para políticos, activistas y periodistas.

ACUERDO COMERCIAL UE

El tribunal anunció el martes que el juicio durará tres meses, lo que alarga el proceso más allá del 12 de febrero, la fecha límite para que la Comisión Europea presente un informe para decidir si suspende un programa comercial preferente con Camboya como represalia a su persecución de la oposición.

Sokha fue detenido tras la difusión de un vídeo en el que aparecía alardeando ante sus seguidores de contar con asesoramiento de Estados Unidos para propiciar un cambio de régimen político en el país.

Su arresto fue seguido de la ilegalización del PRNC y la huida del país de un centenar de sus dirigentes, el cierre de varios medios de comunicación independientes y la expulsión de algunas ONG.

Sin la participación del PRNC, que en las elecciones de 2013 obtuvo casi la mitad de los votos, el gobernante Partido del Pueblo de Camboya se impuso en los comicios de julio de 2018, donde obtuvo los 125 escaños en juego.

(c) Agencia EFE