Comienza audiencia por caso Odebrecht en Panamá

·2  min de lectura

PANAMÁ (AP) — Un juzgado penal celebró el lunes el primer día de la audiencia preliminar por el caso de los millonarios sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht para acceder a grandes obras en Panamá en el que están implicados los expresidentes Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela y medio centenar de personas acusadas de blanqueo de capitales.

Entre los acusados también están los dos hijos del expresidente Martinelli, Luis Enrique y Ricardo Alberto, quienes cumplen una condena de tres años de cárcel en Estados Unidos por lavar millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña.

Los hermanos, que estuvieron en el inicio de la audiencia de forma virtual, solicitaron mediante sus abogados que se les permita renunciar al derecho de estar presentes en el juicio, lo cual fue concedido.

La audiencia comenzó su primera jornada con la lectura de la voluminosa vista fiscal y se prevé que ello tome un par de días más, para luego pasar a la fase de alegatos en donde participan fiscales y defensores.

“Hay suficientes elementos que van a permitir sancionar a estas personas, exfuncionarios públicos por lucrar con dinero del Estado”, dijo la fiscal superior anticorrupción, Ruth Morcillo.

Al término de la audiencia Morcillo señaló que la vista fiscal se ha nutrido en gran parte de la colaboración internacional. “Es una vista extensa, es el resultado de una causa compleja que evidentemente tienen que narrar todo lo que realizó”, incluyendo detalles sobre “las transacciones del dinero que se recibió”, apuntó.

La audiencia continúa el martes y está a cargo de la jueza tercera liquidadora de causas penales, Baloísa Marquínez, quien juzgará a los 49 acusados, la mayoría exfuncionarios públicos y para quienes la Fiscalía Especial Anticorrupción del Ministerio Público solicita un llamamiento a juicio por delitos de blanqueo de capitales y corrupción de funcionarios públicos.

Otras 21 personas que fueron investigadas inicialmente por blanqueo de capitales fueron sobreseídas provisionalmente y de manera definitiva otras ocho, informó el órgano judicial en un comunicado.

El gigante brasileño de la construcción habría pagado más de 100 millones de dólares en sobornos para acceder a contratos con el Estado u otros beneficios en Panamá entre 2010 y 2014 durante el gobierno de Martinelli, según las investigaciones. Otros países de Latinoamérica también se vieron salpicados por el escándalo de los sobornos.

Los expresidentes Martinelli y su sucesor Varela (2014-2019) estuvieron representados por sus abogados durante la audiencia. Entre los acusados también están seis ex ministros de Martinelli.