Los comicios municipales de Georgia reviven crisis entre Gobierno y oposición

·3  min de lectura

Tiflis, 1 oct (EFE).- Georgia celebrará este sábado elecciones municipales, un llamado a las urnas de cerca de 3,5 millones de georgianos que revive las tensiones de los comicios legislativos de 2020, marcados por denuncias de fraude y fuertes protestas de la oposición.

El principal catalizador de esta nueva espiral de confrontación ha sido el anuncio sobre el retorno del expresidente georgiano y fundador del opositor Movimiento Nacional Unido (MNU), Mijaíl Saakashivili, quien abandonó el país hace ocho años y enfrenta en Georgia varias causas penales.

Saakashvili publicó este viernes un vídeo en Facebook, supuestamente grabado en la ciudad georgiana de Batumi, en el que llamó a sus seguidores a salir a las calles a protestar al día siguiente de las elecciones.

Las autoridades georgianas negaron la entrada del exmandatario en el país y afirmaron que se trataba de una "noticia falsa".

"Nuestros oponentes quieren generar caos e inestabilidad, pero no se lo permitiremos", alertó el primer ministro georgiano, Irakli Garibashvili, al expresar su confianza en el éxito del partido gobernante Sueño Georgiano.

El jefe del Gobierno georgiano aseguró que si Saakashvili llegaba al país caucasiano sería encarcelado, ya que sobre él pesan dos condenas de 3 y 6 años por corrupción y abuso de poder.

"Responderemos con todo al rigor de la ley a cualquier provocación", alertó, y aseguró que el país tendrá unas elecciones "absolutamente pacíficas, libres y democráticas".

El Ministerio del Interior georgiano confirmó que Saakashvili "no ha cruzado la frontera" del país y "no ha abandonado Ucrania", según datos intercambiados con las fuerzas de seguridad ucranianas.

Por su parte, el líder del MNU, Nikanor Melia, quien acusa a Sueño Georgiano de alejarse de la ruta proeuropea, afirmó que su formación luchará "junto a decenas y cientos de miles de ciudadanos para que Georgia tenga un futuro junto al mundo civilizado y no junto a Rusia".

Según declaró a Efe el politólogo georgiano Mamuka Areshidze, la oposición radical "no se prepara para las elecciones, sino para salir a las calles el 3 de octubre y denunciar fraudes", como sucedió en las legislativas de 2020.

"Esto es malo para la estabilidad del país, crea fisuras en la sociedad, afecta a las instituciones estatales", afirmó.

Areshidze estima que "es hora de que Georgia madure y salga de este círculo vicioso de enfrentamientos internos que ya dura 30 años", sobre todo por que el país "tiene muchos retos" por delante.

La oposición georgiana calificó las elecciones parlamentarias de 2020 de fraudulentas y boicoteó el nuevo Legislativo, una crisis que se prolongó durante más de medio año y se calmó gracias a la mediación del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que propuso un acuerdo entre las partes.

Según la encuesta hecha por la agencia georgiana de investigaciones de la opinión pública GORBI, por los representantes de Sueño Georgiano votará un 49,6 % de los electores.

Gracias a ello, el partido oficialista tendría más del 43 % acordado entre el Gobierno y la oposición con el auspicio de Charles Michel, umbral que de no ser superado le obligaría a convocar elecciones parlamentarias anticipadas en 2022, dos años antes de lo previsto.

Por el MNU, según la encuesta, votaría el 25,9 % de los electores, seguido del partido Para Georgia, del ex primer ministro Gueorgui Gajaria, que cuenta con el 5,3 % de la intención de voto.

En las presentes elecciones se elegirá a 64 alcaldes de diversas ciudades y a más de 2.000 diputados de los consejos locales (Sakrebulo).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.