El comercio exterior chino creció un 9,4 % en la primera mitad del año

Pekín, 13 jul (EFE).- Las exportaciones vuelven a impulsar al comercio exterior de China, que creció un 9,4 % interanual en la primera mitad de 2022 hasta alcanzar los 19,8 billones de yuanes (2,94 billones de dólares, 2,92 billones de euros), informó hoy la Administración General de Aduanas del país.

En concreto, las exportaciones denominadas en yuanes avanzaron un 13,2 % en el primer semestre hasta los 11,14 billones de yuanes (1,66 billones de dólares, 1,65 billones de euros).

Por contra, las importaciones aumentaron en menor rango, un 4,8 %, hasta los 8,66 billones de yuanes (1,29 billones de dólares, 1,28 billones de euros), según las autoridades aduaneras.

En este período, el superávit comercial de China se situó en unos 2,48 billones de yuanes (369.011 millones de dólares, 367.622 millones de euros), dato que supone un crecimiento del 52,1 % con respecto al de la primera mitad de 2021.

RECUPERACIÓN TRAS UNA DIFÍCIL PRIMAVERA

El portavoz de Aduanas Li Kuiwen aseguró que la "notable recuperación" del comercio internacional en los meses de mayo y junio se debe a "la puesta bajo control" de los rebrotes de covid en primavera, que causaron el confinamiento de ciudades como Shanghái (este) durante más de dos meses, y al efecto de "las políticas de estabilización del crecimiento".

En mayo, el comercio de China con el resto del mundo ya había dado síntomas de recuperación tras crecer un 9,6 % interanual, en contraste con los datos de abril, cuando el avance se redujo hasta un 0,1 % afectado por el confinamiento de Shanghái y las restricciones a los movimientos impuestas en muchos puntos de la geografía china.

Aduanas también facilitó este miércoles los datos para junio, mes en que los intercambios del gigante asiático con otros países se elevaron un 14,3 % con respecto al mismo mes de 2021.

En el sexto mes del año, las importaciones avanzaron un 4,8 %, mientras que las exportaciones se incrementaron un 22 %, superando ampliamente las expectativas de los analistas, que vaticinaban un crecimiento de alrededor del 13 %.

AUMENTO DE LAS IMPORTACIONES PROCEDENTES DE RUSIA

En los seis primeros meses del año, los principales socios comerciales del país asiático fueron dos organizaciones supranacionales, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y la Unión Europea, con quienes el comercio creció un 10,6 % y un 7,5 % con respecto al primer semestre de 2021.

Por su parte, los intercambios de China con Estados Unidos, país con el que China mantiene fuertes disputas comerciales desde marzo de 2018, aumentaron un 11,7 % respecto al primer semestre de 2021.

Las importaciones chinas procedentes de Rusia, inmersa en una invasión a Ucrania hacia la cual China ha mostrado una posición ambigua, ascendieron a 329.160 millones de yuanes (48.975 millones de dólares, 48.895 millones de euros), cifra que representa, según cálculos de Efe, un aumento del 48 % con respecto a las importaciones chinas de productos rusos en el primer semestre de 2021.

En mayo, se registró un aumento de las importaciones chinas de petróleo crudo proveniente de Rusia en un 54,84 % en comparación con las cifras del año anterior.

El comercio entre China y Rusia alcanzó un volumen en el primer semestre de 519.000 millones de yuanes (77.238 millones de dólares, 77.000 millones de euros).

INCERTIDUMBRE PARA EL RESTO DEL AÑO

Con todo, el portavoz Li advirtió hoy de que la pandemia y el contexto internacional "son cada vez más graves y complejos", y que el comercio de China con el mundo "se enfrenta a factores inciertos e inestables y a una gran presión para mantener la estabilidad y mejorar su calidad".

Pese a esa complicada situación internacional, Li se mostró confiado en que el gigante asiático logre "mantener un crecimiento estable" en la segunda mitad del año.

Julian Evans-Pritchard, analista de la consultora Capital Economics, declaró en un informe a sus abonados que las importaciones en junio "cayeron al mínimo desde hace tres años", lo cual "señala la continuada debilidad del sector de la construcción chino".

Pese a la "fuerte recuperación" de las exportaciones, Evans-Pritchard advierte de que junio podría significar el último mes con un buen rendimiento en ese apartado "antes de que los envíos vuelvan a caer ante un enfriamiento de la demanda".

Las exportaciones siguen siendo una de las grandes fuerzas motrices de la economía china, que el próximo viernes publicará los datos de su Producto Interior Bruto (PIB) para la primera mitad del año, en el que se incluirá la evolución de la producción industrial, la inversión en activos fijos, las ventas minoristas y el empleo en unos meses marcados por los confinamientos impuestos por los rebrotes de covid.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.