El comercio de China se debilitó en agosto por la inflación

·2  min de lectura
Dos hombres caminan por una calle de Beijing, el 6 de septiembre de 2022. (AP Foto/Ng Han Guan) (ASSOCIATED PRESS)

BEIJING (AP) — El comercio de China se debilitó en agosto debido a que los altos precios de la energía, la inflación y las medidas antivirus pesaron sobre la demanda de los consumidores chinos y mundiales, mientras que aumentaron las importaciones de petróleo y gas rusos.

Las exportaciones en agosto aumentaron 7% respecto del año pasado a 314.900 millones de dólares y comparado con 18% de julio, según datos oficiales difundidos el miércoles. Las importaciones se contrajeron 0,2% anual a 235.500 millones de dólares, en comparación con 2,3% del mes anterior.

La demanda de exportaciones chinas se ha suavizado a medida que las economías occidentales se enfrían y los bancos centrales de Estados Unidos, Europa y Asia aumentan las tasas de interés para contener la inflación. En China, los repetidos cierres de ciudades para combatir los brotes de coronavirus han afectado la disposición de los consumidores a gastar.

“La desaceleración en el sector exportador de China se suma a los obstáculos de la economía china”, dijo Rajiv Biswas de S&P Global Market Intelligence en un informe. La falta de crecimiento de las importaciones destaca la “continua debilidad de la demanda interna china”.

El crecimiento en la segunda economía más grande del mundo se desaceleró a 2,5% en la primera mitad de 2022, menos de la mitad del objetivo anual del 5,5% del gobierno, después de que Shanghái y otros centros industriales fueran cerrados para combatir los brotes de COVID-19.

Las fábricas han reabierto, pero las restricciones más recientes en áreas que incluyen el centro de negocios del sur de Shenzhen pesaron sobre la actividad. También lo ha hecho un verano seco que dejó embalses en el suroeste incapaces de generar energía hidroeléctrica e interrumpió el transporte fluvial.

Por otra parte, el superávit comercial mundial de China se amplió 36,1% respecto del año anterior a 79.400 millones de dólares.

Las exportaciones a Estados Unidos se hundieron 3,8% anual a 49.800 millones de dólares, mientras que las importaciones de productos estadounidenses se redujeron 7,3% a 13.000 millones de dólares.

Las importaciones con Rusia, en su mayoría petróleo y gas, aumentaron 59,3% a 11.200 millones de dólares, ya que China pareció aprovechar los descuentos ofrecidos por el Kremlin para atraer compradores ante las sanciones occidentales por su guerra contra Ucrania.

Las exportaciones a Rusia aumentaron 26,5% a 8.000 millones de dólares.

Las exportaciones a la Unión Europea de 27 naciones cayeron 18,4% a 51.300 millones, lo que refleja la débil demanda europea. Las importaciones de productos europeos se desplomaron 33,1% hasta 26.000 millones de dólares.