Comerciantes latinos vigilan calles de Nueva York para defender sus negocios

Agencia EFE

Nueva York, 3 jun (EFE News).- Comerciantes latinos de los vecindarios de Washington Heights e Inwood en Nueva York se han organizado para defender sus negocios de los saqueos que se han registrado en medio de las protestas por la muerte de afroamericano George Floyd, y hasta han coordinado patrullas junto a vecinos

Los comerciantes están decididos a evitar que sus negocios, afectados ya por el impacto económico de la pandemia del COVID-19, sean destrozados, como ocurrió el pasado lunes con varios negocios en el Condado de El Bronx, dijo a Efe Arelie Taveras, directora de la Asociación de Restaurantes Latinos de Nueva York.

"No podemos dejar que esta gente desbarate los negocios. Nos afectó el COVID, no podemos abrir, hay enfermos y si nos destruyen los negocios no nos vamos a poder recuperar", afirmó Taveras.

Agregó que mantendrán la vigilancia de sus negocios hasta el próximo domingo, cuando culmine el toque de queda decretado en la ciudad.

Según explicó Taveras, algunos comerciantes y jóvenes de la comunidad han decidido incluso patrullar las calles desde el martes, en vista de que "la policía no tiene los recursos para proteger a todos los negocios".

Vídeos a los que tuvo acceso Efe muestran a un grupo de personas patrullando la zona, así como movimiento de gente en las calles y a efectivos de la policía deteniendo a un hombre.

Fabio Fermi, que trabaja hace cinco años en el restaurante Made In Mexico, estuvo entre el grupo que decidió cuidar de los negocios.

"Estamos de acuerdo con las protestas, pero no con el vandalismo. ¿Cuál es el punto de desfalcar, de quemar una bodega de gente que trabajó tanto y es lo único que tiene?", señaló a Efe el trabajador, que estuvo hasta primeras horas de la madrugada de hoy vigilando el local.

"Los dueños de los negocios de nuestra comunidad son gente de minoría, víctimas de abuso y racismo y estamos unidos, nos apoyamos ante el desfalco y la quema de negocios. Decidimos unirnos y estar ahí para evitar que haya más destrucción" indicó.

La primera noche de vigilancia algunos amanecieron en sus negocios y otros, como él, permanecieron hasta las tres y cuatro de la mañana, según manifestó.

Taveras señaló que "no es justo" que los pequeños comerciantes estén haciendo esfuerzos de cara a la reapertura económica de la ciudad, tras el cierre por el COVID, "para que vengan estos delincuentes a desbaratar el Alto Manhattan".

Indicó que un mensaje de texto que recibió de un residente del Alto Manhattan alertó de los planes de un grupo que presuntamente tenía como blanco los negocios en esa comunidad, información que, dijo, ya está en manos de la Policía local.

"Anoche los negocios tuvieron que cerrar temprano (por toque de queda), se perdieron horas de trabajo. Estamos operando al 25 por ciento de la capacidad", se lamentó la directora de la asociación, tras resaltar que algunos comerciantes cubrieron con paneles sus negocios ante un posible ataque.

Fermi relató que la noche del martes unos jóvenes llegaron al parecer con la intención de atacar los negocios. "Preguntaron a uno de nosotros si estábamos listos como para hacer lo que iban a hacer. Tal vez pensaban que estábamos ahí protestando, pero después salieron corriendo, los ahuyentamos", dijo.

Por su parte, Frank García, presidente de la National Association of Latino State Chambers of Commerce (Asociación Nacional de Cámaras Estatales de Comercio Latinas), pidió calma a la comunidad y un llamado al gobernador Andrew Cuomo a activar a la Guardia Nacional.

"Necesitamos que Cuomo llame a la Guardia Nacional porque no podemos tener a nuestros miembros durmiendo en sus negocios", afirmó.

Explicó que los pequeños comerciantes no tienen dinero para invertir en las reparaciones, y que los seguros no cubren todas las pérdidas que han habido por los saqueos y además no todos tienen una cobertura amplia.

"El alcalde (de Nueva York) Bill de Blasio dijo que no tiene dinero para ayudarnos", recalcó.

(c) Agencia EFE