Comerciantes de la "calle de la novias" exigen reanudar actividades

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 11 (EL UNIVERSAL).- Comerciantes establecidos que se dedican a la venta de vestidos de novia y para 15 años, protestaron con maniquíes, vestidos de novia y quinceañeras para exigir al gobierno capitalino, "piso parejo", al asegurar que mientras ellos bajan sus cortinas, el comercio informal ha trabajado de manera normal durante toda la pandemia.

Los muñecos fueron expuestos sobre la calle República de Chile, en el primer cuadro de la ciudad. Ahí los inconformes dijeron que son poco más de 200 negocios los que se han visto afectados, dañando el principal ingreso de más de 1500 familias que dependen de ese mercado de manera directa o indirecta.

"Si para poder sobrevivir hay que salir a la calle, pues lo hacemos. A los informales no les hacen nada y a los formales, nos va de la chingada, aquí en el centro tenemos un problema de inseguridad de toda la vida y ahora, esa falta de apoyo nos afecta y tampoco podemos más", expresó uno de los locatarios inconformes.

Los vendedores de vestidos amagaron con seguir en esa postura mientras no se levante el semáforo en rojo de la zona centro, de lo contrario dijeron, posiblemente más de 100 empresas familiares, estarían quebrando.