Comerciantes atienden medidas de salud

CIUDAD DE MÉXICO, junio 21 (EL UNIVERSAL).- La dirigente de comerciantes en vía pública, Alejandra Barrios Richard, aseguró que a pesar del hambre que tienen más de cinco mil ambulantes, "nos solidarizamos con las medidas de salud", por lo que decidieron esperar una semana más antes de regresar a las calles.

Entrevistada en el marco de entrega de despensas que les hicieron llegar el presidente del PRI capitalino, Israel Betanzos Cortés, y el alcalde en Cuauhtémoc, Néstor Núñez López, para los vendedores en el espacio público, la líder del comercio popular aceptó que por ahora lo mejor es esperar más días, para que no sigan extendiéndose los contagios por el Covid-19.

"Esto lo hacemos por nosotros, nuestras familias y, sobre todo, por los habitantes de esta gran metrópoli, de aquellos que nos favorecen con sus compras, no por las decisiones de estos gobiernos federal y local, quienes nos han fallado al no darnos ningún apoyo económico que ayude a mantener nuestro confinamiento", denunció.

De igual forma, reiteró sus exigencias, para que la autoridad sea sensible, "y que nuestro regreso no esté marcado por la represión y los golpes. Los comerciantes ya no aguantamos más, porque, bueno, hasta el perico hemos empeñado. La situación y es insoportable", acusó.

Por su parte, la dirigente de Pro-Diana, Diana Sánchez Barrios, dejó en claro que los comerciantes que saldrán en una primera etapa, "sino que serán quienes requieren de ingresos, no solo para su comer, sino para los medicamentos de sus familiares que padecen obesidad, asma, diabetes y que tiene a gente de la tercera edad bajo su cuidado, debido a que este sector es uno de los más vulnerables en cuestiones de salud", sostuvo.

Ambas líderes, durante la entrega del apoyo de despensas hablaron y le recomendaron a sus agremiados:

"Tenemos que usar gel antibacterial, ponernos cubrebocas o careta facial, lavarnos constantemente las manos, sobre todo aquellos que preparan alimentos y deben tener a una persona que manipule el dinero, pero, además, tener recipientes con agua potable. Ese va a ser nuestro granito de arena, para que no nos contagiemos, ni contagien, y así la sociedad pueda acercarse a nosotros".

Tal medida fue bien acogida por los vendedores, quienes están dispuestos a acatar los equilibrados señalamientos, pero reiteraron que "ni un día más; sólo una semana más esperaremos para regresar a las calles, pues el Gobierno ha sido insensible y busca quitarnos la vida no por el Covid, sino por hambre", reclamaron.

Ambas dirigentes, madre e hija, coincidieron en aclarar que "no somos enemigas de las políticas que emanan del Gobierno de la Ciudad en el tema del comercio popular. Al contrario, queremos el bienestar para la ciudadanía y para todas aquellas personas que están desempleadas, y que por esta pandemia se va agudizar, debido a que muchas empresas han cerrado sus puertas dejando en la calle a los trabajadores", aseguraron.

"Por eso, es necesario tener mesas de trabajo con la jefa de Gobierno y expertos en el tema del comercio en el espacio público, para estar en sincronía y resolver este problema tan complejo. Creemos que con voluntad política y sin engaños podemos lograrlo. Por lo tanto, públicamente solicitamos una audiencia con la doctora (Claudia) Sheinbaum", soslayaron.

Por su parte, Sánchez Barrios informó que el dirigente priista nos hizo llegar a Pro-Diana mil 500 despensas, y el alcalde Néstor Núñez 500 más, "lo cual en estos momentos son de gran ayuda, sobre todo, por la falta de recursos de nuestros agremiados. Agradezco su solidaridad y humanismo a favor de los que menos tienen", enfatizó.

En tanto, Barrios Richard comentó: "Israel Betanzos comprende la necesidad de los compañeros y, sin importarle que no todos comulgan con el tricolor, no le importó ayudarnos, pues dejó en claro que el apoyo otorgado no tiene colores políticos, ni religiosos, sólo humanitario", afirmó.