Vendedora de Acapulco intenta extorsionar a turista para devolverle su reloj

·3  min de lectura
Foto: Captura de video Twiter vía @Anonymous05600 y @JorgMontesDeOca

Una turista que perdió su reloj en la playa la playa de Caleta, en Acapulco, Guerrero, fue extorsionada por una vendedora ambulante pues encontró el objeto tirado en la arena y luego quería que le dieran dinero a cambio de devolverlo.

En un video difundido en redes sociales se observa cómo una mujer le pide a la vendedora que le devuelva sus pertenencias, sin embargo, ella alega: “Estaba en la arena tirado, wey, yo me lo encontré. Nadie te lo va a dar porque sí, dices que es tuyo, pero estaba en la arena”.

“No te lo quité de tu mochila, ni te lo quité de encima de ti”, continúa la comerciante, a lo que la turista le explica que se le había caído, que estaba tirado a un lado de su esposo. Ante ello la mujer local hace la exigencia de dinero: “entonces dame, aunque sea, para el chesco y te lo doy, si no, no”.

La dueña del reloj la cuestiona: “¿por qué te voy a dar dinero si es algo mío?”, pero la otra persona mantuvo su postura; “bueno, porque yo me lo encontré y porque no es de a huevo que te lo regrese, si yo no quiero no te lo regreso y hazle como quieras. ¿Quieres ver que sí?”.

Tras ello la turista comenzó a pedir ayuda, a lo que la comerciante la amenazó: “aquí las cosas no sabes como están, amiga, no te pongas en ese plan. Dame para el refresco y te lo regreso” tras decir eso le dice a alguien que llame al ‘guacho’.

Enseguida continua con su mismo discurso: “me tienes que dar para el refresco porque si no, no te lo voy a dar y hazle cómo quieras, porque no me garantiza que el reloj sea tuyo, no mames yo me lo encontré en la arena, wey, no te lo robe, ver%&”.

Ya más exaltada, la vendedora reclama, “porque me quitas el tiempo, yo estoy vendiendo. Chinga, piensas que a mí me vas a intimidar, no mames, soy de Guerrero”.

Otro video muestra que cuando llegó un miembro de la policía turística la situación no mejoró para la dueña del reloj ya que este le comenta: “yo sé que no se vale. Si tanto valor sentimental tiene ¿qué tanto le puede dar a la señora?”.

Ante la respuesta negativa de la turista, el oficial la amenaza con que deben de ir al Ministerio Público, entonces ella narra lo que ocurrió, y el policía menciona: “pero no se lo robó, quiero que me entiendan, no fue un robo. Es más, si ella no lo hubiera recogido, a lo mejor se pierde ahí”.

Ante la injusticia se escucha que otra persona le dice: “señora, ya vio que las autoridades no la ayudan, pues mejor dele algo, porque no la están ayudando en nada”, sin embargo, el uniformado insiste: “no es un robo, porque si usted va y le dice al juez cívico ‘es que es mío’, está en la conciencia de cada uno”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

CDMX: 29 años de prisión a trailero que ocasionó desgracia al huir de la policía

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.