¿Comer o no pollo con piel? Expertos responden a esta y otras dudas de nutrición

·2  min de lectura

El pollo es la carne que más se consume a nivel global, según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, por sus siglas en inglés). Se estima que, al menos 133 millones de toneladas de este alimento, se deglutieron en el año 2021.

América Latina es la tercera región del mundo en donde más se consume esta proteína. Según el organismo antes citado, en 2019, se consumieron 32,7 kilogramos de pollo por persona en promedio. Tan solo en Brasil, la cifra fue de 40,6 kilogramos; mientras que en Argentina fue de 40,4 kilogramos.

Según expertos, el pollo es un alimento bajo en grasa, rico en proteínas y tiene pocas barreras culturales e, inclusive, religiosas. Sin embargo, aún hay algunas dudas respecto al alimento, la más frecuente es: ¿Comer o no pollo con piel?

De acuerdo con los estudiosos, la piel del pollo cuenta con 30 o 32 por ciento de grasas; lo que supone que de cada 100 gramos de piel, 30 o 32 de estas, son aporte graso. Según recoge el diario mexicano El Universal, dos tercios de esas grasas son insaturadas o “grasas buenas”; y una tercera parte son grasas saturadas o “grasas dañinas”, las cuales contribuyen al alta del colesterol.

Se estima que ingerir pollo con piel aumenta hasta en 50 por ciento el aporte calórico. Y aunque no está prohibido su consumo, hay que consultar los gramos de ingesta con un especialista, de acuerdo al tipo de cuerpo y los niveles de colesterol y triglicéridos.

En Independent en Español, te compartimos algunas otras respuestas a las interrogantes más frecuentes respecto al consumo de pollo:

¿Está bien congelar el pollo que previamente ha sido descongelado?

Según expertos, no es una práctica idónea. Si bien congelar la carne tiene como objetivo detener la reproducción de microorganismos en los alimentos, el descongelarlos permite la aparición de estos.

¿Aporta mayores nutrientes un pollo amarillo que un pollo de color rosa?

El color de los pollos no influye en la cantidad de aporte calórico que estos puedan brindar. De acuerdo con nutriólogos, el color de la piel de estos animales únicamente depende de los pigmentos que contengan los granos utilizados para su alimentación.

¿Cuántos gramos de pollo debe comer al día?

Ingerir más de 200 gramos al día pero sin llegar a los 400 gramos, es la cantidad recomendada para una persona que no realiza deporte. Según expertos, de esta manera los músculos se mantendrán en perfecto estado.