Por primera vez desde que comenzó la guerra en Ucrania, el Papa recibió a un enviado del líder religioso de Rusia

·4  min de lectura
El papa Francisco (izquierda) estrechando la mano del metropolita Antonij de Volokolamsk (derecha), presidente del Departamento de Relaciones Eclesiásticas Externas del Patriarcado de Moscú (DECR) en el Vaticano
El papa Francisco (izquierda) estrechando la mano del metropolita Antonij de Volokolamsk (derecha), presidente del Departamento de Relaciones Eclesiásticas Externas del Patriarcado de Moscú (DECR) en el Vaticano - Créditos: @HANDOUT

ROMA.- El papa Francisco recibió hoy en el Vaticano al Metropolita Antonij de Volokolamsk, número dos y representante del Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill, en una audiencia privada marcada por gran hermetismo, pero que reflejó que algo se está moviendo a nivel diplomático.

La visita de este enviado del máximo líder religioso de Moscú, férreo aliado de Vladimir Putin -la primera de este tipo desde el inicio de la guerra en Ucrania-, jamás hubiera tenido lugar sin el visto bueno del “zar” del Kremlin.

El papa Francisco recibió hoy en el Vaticano al Metropolita Antonij de Volokolamsk, número dos y representante del Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill
El papa Francisco recibió hoy en el Vaticano al Metropolita Antonij de Volokolamsk, número dos y representante del Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill - Créditos: @HANDOUT

Mientras que el Vaticano solo consignó en su boletín diario que tuvo lugar la audiencia, sin mayor información, el Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú, que encabeza Volokolamsk, dio algunos detalles en un escueto comunicado.

Indicó que el encuentro, que tuvo lugar en el Palacio Apostólico del Vaticano, ocurrió tras una invitación del papa Francisco y que “durante la conversación se discutieron varios temas en la agenda de las relaciones ortodoxo-católicas, también en el contexto de los procesos políticos en curso en el mundo”. “Al final del largo encuentro, los interlocutores intercambiaron dones”, precisó.

Posible encuentro en Kazajistán

Se descuenta que el Papa y el Metropolita también hablaron del encuentro que seguramente tendrán el Patriarca Kirill y el máximo jefe del catolicismo a mediados de septiembre próximo, cuando coincidirán en un congreso de líderes religiosos que tendrá lugar en Kazajistán. El Vaticano confirmó el lunes pasado que el Papa hará este viaje del 13 al 15 de septiembre y aunque no figura en el programa tal encuentro, el 14 de septiembre al mediodía de Nur-Sultan, la capital de esta exrepública soviética de mayoría musulmana, Francisco tendrá “encuentros privados con algunos líderes religiosos”. Es entonces que podría ver a Kirill.

El Papa Francisco junto al Metropolitano Antonij de Volokolamsk, en el Vaticano
El Papa Francisco junto al Metropolitano Antonij de Volokolamsk, en el Vaticano - Créditos: @HANDOUT

Se trataría de un encuentro más que imporante no solo porque podría ser el segundo después del histórico cara a cara de La Habana de 2016, el primero entre dos líderes desde el cisma entre la Iglesia católica y la ortodoxa de 1054, sino por el contexto de la guerra en Ucrania, que entonces habrá cumplido casi siete meses.

Volokolams, que ayer también se reunió con el “canciller” del Papa, el arzobispo británico Paul Gallagher, es el sucesor del Metropolita Hilarion, que nadie sabe bien por qué, después de años de ser el número dos de Kirill, fue defenestrado el 7 de junio pasado. En lo que pareció un retroceso, Hilarion fue enviado a Budapest, Hungría. Y se sospecha que su imprevista salida pudo haber tenido que ver con su desacuerdo con la invasión de Ucrania que su jefe, el Patriarca de Moscú, siempre bendijo y justificó.

Aunque estaba previsto un encuentro del Papa con Kirill en Jerusalén en junio, finalmente este fue suspendido por el Vaticano después del estallido de la denominada “operación especial” de Putin. Esta fue criticada por el Patriarca Ortodoxo de Constantinopla, Bartolomé, e hizo que muchos cristianos ortodoxos ucranianos se rebelaran y se fueran de la Iglesia de Moscú.

El Papa, que tuvo una reunión vía zoom con Kirill el 14 de marzo pasado, en una entrevista con el Corriere della Sera de principios de mayo contó que entonces le recordó que ellos dos eran líderes espirituales y no “clérigos de Estado”. Además, dijo que el Patriarca no podía “transformarse en el monaguillo de Putin”, en una declaración que no cayó nada bien en Moscú.

Este es el tercer encuentro que protagonizarán el jefe del Kremlin; Vladimir Putin, y el líder de la Iglesia católica, el Papa Francisco
El Papa y Putin se reunieron tres veces

Francisco, de 85 años y que recibió tres veces en el Vaticano a Vladimir Putin (en 2013, 2015 y 2019), desde que estalló la guerra en Ucrania jamás lo mencionó con todas las letras como agresor para dejar abierto un canal de mediación. Pero condenó en decenas de oportunidades la “insensata guerra” que desató, las barbaridades cometidas, las “conquistas armadas, expansiones e imperialismos” de su país y se manifestó cercano a la “martirizada” Ucrania. Dijo, además, que está dispuesto a viajar a Moscú y a Kiev y a hacer todo lo posible para detener la guerra. Si bien nunca llegó invitación alguna de parte de Putin, sí fue invitado a Ucrania por el presidente Volodimir Zelensky y podría ser posible un viaje en las próximas semanas, como el proprio Papa dijo recientemente en entrevistas.

En este marco, aparece clave el encuentro que tendrá mañana con el embajador ucraniano ante la Santa Sede, Andrii Yurash, en el cual podría establecerse una fecha.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.