¿Comemos lo que queremos o la industria agroalimentaria nos impone el menú?

¿En qué medida la industria agro alimentaria impone nuestro menú? ¿Qué estrategias utiliza para influir en los poderes públicos? El libro ‘Des Lobbys au menu’ (Raisons d’agir, 2022) analiza cómo funcionan los grupos de presión del sector agroalimentario francés para influir diariamente en los poderes públicos e imponer sus intereses en nuestros platos. Una investigación llevada a cabo por los sociólogos Joan Cortinas y Daniel Benamouzig.

La investigación lleva como subtítulo “Las empresas agroalimentarias contra la salud pública”. Toda una declaración de intenciones. Le preguntamos a Joan Cortinas que si comemos lo que queremos o si nos lo imponen. “Un poco de los dos”, nos contesta el sociólogo.

“Cuando uno va a comprar, y todos vamos a comprar, tenemos una información y una oferta disponible. En los dos casos, los grupos de presión intervienen, pero por suerte para nosotros, no son los únicos, están los poderes públicos”, aclara Cortinas.

En el libro, Cortinas y Benamouzig demuestran el fuerte peso que tienen los grupos de presión, los lobbies, para fabricar la demanda y también la oferta. “Es un sector económico muy importante, el segundo en Francia después de las farmacéuticas. Por lo tanto, es un sector con muchas empresas, y con mucho músculo”, agrega.

Esto es, tienen muchos recursos económicos con los que pueden movilizar a las instituciones para defender sus intereses. En la investigación, han calculado que existen alrededor de 600 actores individuales y colectivos. “Lo que intentamos demostrar en el libro es que el trabajo de defensa de los intereses de este sector es de todos los días, gente que trabaja todos los días, de forma sistemática y cotidiana y eso tendría que ser mucho más visible”, explica el autor del libro.


Leer más sobre RFI Español