Maduro agradece a Irán por envío de gasolina, primer tanquero se dirige a puerto venezolano

Por Deisy Buitrago y Marianna Parraga
FOTO DE ARCHIVO- Venezolanos hacen largas filas esperando cargar combustible en una estación de gasolina de la estatal PDVSA

Por Deisy Buitrago y Marianna Parraga

CARACAS (Reuters) - El presidente venezolano, Nicolás Maduro, agradeció el domingo a Irán por el envío de combustible al país sudamericano, que enfrenta una severa escasez de gasolina, mientras el primero de los cinco tanqueros se acercaba a uno de los puertos de la estatal PDVSA, escoltado por las fuerzas armadas, según datos de Refinitiv Eikon.

Irán está proporcionando a Venezuela 1,53 millones de barriles de gasolina y componentes, de acuerdo a ambos gobiernos, fuentes y cálculos realizados por TankerTrackers.com, en una medida criticada por las autoridades estadounidenses porque ambas naciones están bajo sanciones internacionales.

"Venezuela e Irán queremos paz, tenemos derechos a comerciar libremente en los mares del mundo, en los cielos del mundo", dijo Maduro en un discurso transmitido por el canal estatal de televisión.

"Somos (...) dos pueblos rebeldes, dos pueblos revolucionarios, que no nos vamos arrodillar jamás al imperialismo norteamericano", agregó el mandatario.

La administración de Donald Trump señaló a principios de mes que estaba considerando "medidas" en respuesta al envío iraní, sin ofrecer detalles.

Venezuela necesita desesperadamente gasolina para mantener el país funcionando, debido a que su circuito refinador está operando a menos del 10% de su capacidad -de 1,3 millones de barriles por día-, lo que la obliga a depender de importaciones.

El tanquero Fortune debería llegar al terminal de la refinería El Palito, una de las principales instalaciones de PDVSA, cercana a Caracas, dijo una fuente de la empresa. El segundo barco, Forest, navega por el Mar Caribe, de acuerdo a los datos de Eikon. Los tres buques restantes están cruzando el Atlántico.

    Ni PDVSA ni el Ministerio de Petróleo respondieron a una solicitud de comentarios sobre el contenido exacto del cargamento de Irán. Pero, Maduro dijo que los barcos cargan gasolina e insumos para producir combustible.

Washington ha intensificado constantemente las sanciones a PDVSA, como parte de su esfuerzo para presionar por la salida de Maduro, que es acusado de llegar a la presidencia en unos comicios en 2018, que críticos, consideran fraudulentos. El país sudamericano enfrenta una crisis sin precedentes, con recesión económica e hiperinflación.

"Este es un triste recuerdo de la desesperada mala gestión de Maduro", dijo el domingo la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Morgan Ortagus. "Los venezolanos necesitan elecciones presidenciales libres y justas que conduzcan a la democracia y la recuperación de la economía, no los costosos acuerdos de Maduro con otro Estado paria".

La funcionaria declinó comentar si Estados Unidos podría emitir alguna medida por el suministro iraní. La semana pasada, un portavoz del Pentágono dijo que no tenía conocimiento de ningún movimiento militar planeado contra los buques. Pero el presidente de Irán, Hassan Rouhani, advirtió el sábado represalias si Washington causara problemas a los petroleros.

Irán y Venezuela se han ayudado previamente frente a las sanciones de Estados Unidos. En 2010-2011, PDVSA envió combustible a Irán, que estaba bajo sanciones destinadas a sofocar su programa nuclear.

A principios de mayo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones a una empresa de China por hacer negocios con la aerolínea iraní Mahan Air, que transportó insumos de refinación a Venezuela en más de una docena de vuelos a principios de este año.


(Reporte de Marianna Párraga en Ciudad de México, Deisy Buitrago en Caracas y Luc Cohen en Nueva York. Editado por Marion Giraldo)