Dos combatientes británicos y uno marroquí, condenados a muerte por separatistas prorrusos de Ucrania

·2  min de lectura

Dos británicos y un marroquí capturados en el este de Ucrania por separatistas prorrusos fueron condenados este jueves a muerte en la autoproclamada República de Donetsk como "mercenarios" que combatían al servicio de Kiev, anunciaron los medios rusos.

"La corte suprema de la República Popular de Donetsk condenó a muerte a los británicos Aiden Aslin y Shaun Pinner y al marroquí Brahim Saadun, acusados de haber participado en los combates como mercenarios" al servicio de Ucrania, indicó la agencia oficial rusa TASS.

Los tres acusados "apelarán", precisó a TASS el abogado de uno de ellos, Pavel Kosovan.

Tras el anuncio, el gobierno británico manifestó su preocupación y rechazo.

"Estamos profundamente preocupados. Hemos dicho reiteradamente que los prisioneros de guerra no deben ser explotados con fines políticos", afirmó un portavoz del primer ministro Boris Johnson.

"Según la Convención de Ginebra, los prisioneros de guerra tienen inmunidad de combate y no deben ser procesados por su participación en las hostilidades", denunció Downing Street.

Según TASS, Shaun Pinner y Brahim Saadun se declararon no culpables el miércoles de las acusaciones de "mercenarios", pero reconocieron su participación en los combates "contra la toma violenta del poder".

Los dos británicos se rindieron en abril en Mariúpol, la ciudad portuaria en el sur de Ucrania que fue capturada por las fuerzas rusas tras semanas de asedio, dijo la agencia Interfax.

Brahim se rindió en marzo en la ciudad de Volnovakha, en el este.

- Mudanza a Ucrania en 2018 -

La familia de Aiden Aslin había explicado a finales de abril que este último se había mudado en 2018 a Ucrania, donde conoció a su novia, con la que decidió instalarse en Mikolaiv. Decidió alistarse en los marines ucranianos y sirvió en esta unidad durante casi cuatro años.

"No es, en contra de la propaganda del Kremlin, un voluntario, mercenario o espía. Aiden tenía planes para su futuro fuera del ejército, pero como todos los ucranianos, su vida dio un vuelco con la bárbara invasión de Putin", dijo su familia.

La familia de Shaun Pinner también había explicado que no era "ni un voluntario ni un mercenario, sino que está sirviendo oficialmente en el ejército ucraniano según la legislación ucraniana".

Estas últimas semanas, responsables prorrusos habían dado a entender que los soldados ucranianos capturados, especialmente los del régimen nacionalista Azov, podrían ser juzgados y se exponían a la pena capital.

Desde 1997, está en vigor en Rusia una moratoria sobre la pena de muerte, pero no es el caso en los dos territorios separatistas del este ucraniano.

bur/js/es-sag/eg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.