Comar advierte que no permitirá corrupción en la frontera sur

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 8 (EL UNIVERSAL).- Ante las denuncias de migrantes haitianos y activistas sobre presuntos actos de corrupción y racismo en oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), dependiente de la Secretaría de Gobernación, se aseguró que no se permitirá margen alguno a las personas vinculadas a posibles conductas ilícitas.

Cabe destacar que en los últimos días activistas y migrantes han señalado que en la delegación de Comar en Tapachula, Chiapas, se registran casos como venta de documentos falsos, así como de citas y hay denuncias de racismo contra haitianos.

Luis García Villagran, director del Centro de Dignificación Humana (CDH), ha solicitado que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) investigue los recursos por la presunta corrupción que existe al interior del Instituto Nacional de Migración (INM) y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), en Chiapas.

Al respecto y en un comunicado, la Comar expuso que "preocupada por manifestaciones realizadas por algunas personas extranjeras que solicitan acceso a los servicios prestados por ésta, reitera a la población de solicitantes, refugiados y quienes reciben protección complementaria, que ninguna autoridad puede solicitar la entrega de cantidades de dinero o de bienes a cambio de la realización de trámite alguno".

Además invitó a las personas que consideren haber sido víctimas de alguna conducta ilegal, acercarse a las autoridades para realizar las denuncias correspondientes.

Informó que continúa con el reforzamiento de la campaña de información, a fin de evitar la materialización de probables conductas fraudulentas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.