Un comandante kurdosirio afirma que colaborará con Damasco contra la ofensiva turca

·2  min de lectura

Beirut, 15 jul (EFE).- Mazlum Abdi, comandante de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por kurdos, aseguró hoy que si Turquía lanza una ofensiva contra el norte del país árabe, la respuesta será firme e incluirá a las tropas leales al presidente sirio, Bachar al Asad.

"No nos queda ningún sitio al que retirarnos, será la batalla de todo el norte de Siria y no será limitada. En esta guerra, el Ejército turco y las facciones a las que apoya se enfrentarán primero a las fuerzas del Gobierno sirio y a todos los sirios", afirmó Abdi en rueda de prensa, según la agencia de noticias kurda Hawar.

Ankara, valedora de la oposición siria y que domina de forma directa varios cantones y localidades tomados en operaciones anteriores en el norte de Siria, amenaza con lanzar una nueva ofensiva contra zonas en manos de las FSD, a cuyo principal componente considera terrorista.

Aunque los kurdosirios mantienen una autoproclamada administración autónoma en partes del norte y noreste del país, y son enemigos de Damasco, Abdi confirmó que las tropas gubernamentales sirias han desplegados refuerzos en las inmediaciones de las localidades amenazadas.

El despliegue, acordado con mediación de Rusia, aliada de Al Asad, está ya en marcha en Tal Rifaat y Kobane para hacer un frente común a la posible amenaza, mientras que las partes trabajan ahora para implementar la misma medida en Manjib, de acuerdo con las declaraciones recogidas por Hawar.

Las tres localidades se ubican en la provincia noroccidental de Alepo.

Turquía ha mencionado explícitamente como objetivos de su próxima ofensiva a Tal Rifaat y Manjib, tomadas por los kurdosirios en 2016 durante la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico, aunque Kobane es una ciudad estratégica, de mayoría kurda y un símbolo de la victoria de las FSD contra los terroristas.

El comandante kurdosirio aseguró que su respuesta ante una nueva ofensiva de Ankara no será "la misma" que en 2019, cuando los turcos lanzaron una campaña para establecer una "zona segura" de 30 km de ancho a lo largo de la frontera entre ambas naciones, obligándoles a retirarse de varias zonas.

"Durante los últimos tres años, nuestras fuerzas han fortalecido sus defensas y disposición militar. Expandiremos el alcance de la resistencia y seremos firmes para evitar una incursión turca", sentenció Abdi, de acuerdo con la agencia de noticias.

Según la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos una decena de convoyes turcos han entrado al norte de Siria en lo que va de julio, lo que ha reavivado los miedos a la ofensiva con la que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, amenaza desde el pasado mayo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.