Hay un color de pintalabios que Meghan Markle no volverá a llevar

Encontrar el tono perfecto para maquillar los labios no es una labor sencilla. La pigmentación de nuestra propia piel es crucial a la hora de saber qué tonalidades nos favorecen más. Pero independientemente de ello, los estudios afirman que el pintalabios rojo es el que mejor sienta a todos los tonos de labios y potencia el atractivo. De hecho, su aceptación resulta tal, que es uno de los colores claves no solo en el tocador sino también como indicador de la economía. Su importancia ha convertido al objeto en el protagonista de The lipstick effect, una teoría que sostiene que, en periodos de recesión económica, las ventas del cosmético se disparan ya que se puede utilizar como colorete, barra de labios y sombra. Pero por mucho que resulte un imprescindible en el neceser de muchas mujeres, parece que Meghan Markle no siente especial predilección por el color.

VER GALERÍA

Repasando sus fotografías es fácil comprobar cómo el natural maquillaje de la Duquesa permanece inmutable a lo largo de los eventos que ocupan su agenda: ojos de impacto (más o menos ahumados en función de la cita), piel luminosa con sus pecas a la vista, cejas definidas pero no excesivamente marcadas y labiales claros. Lejos de decantarse por colores intensos, la mujer del príncipe Harry opta por las tonalidades naturales en acabados mate o aterciopelados, y siempre siguiendo el mejor consejo para acertar al escoger el pintalabios nude: optar por uno que solo difiera un tono del color real de nuestros labios. 

VER GALERÍA

Sin embargo, no fue hasta que Daniel Martin, el profesional que maquilló a la duquesa de Sussex el día de su boda, habló con la revista People que se averiguó la razón de su antipatía por el pintalabios rojo. "La única vez que llevó los labios rojos, no se sintió cómoda. Le gusta hablar, por lo que no quiere tener que estar preocupándose de nada", declaró el experto. Por tanto, resultaría extraño encontrar a Meghan Markle llevando un tono llamativo que saliera de su selección de pintalabios nude a los que recurre constantemente. Una apuesta que, si bien no es muy novedosa, supone el éxito asegurado ya que la exactriz prefiere recurrir, dentro de lo que puede, a un aspecto natural.

Meghan Markle
Meghan Markle