Colonial Pipeline vuelve lentamente a entregar gasolina en EEUU

·2  min de lectura
Automovilistas esperan en fila para cargar sus tanques en una gasolinera el 12 de mayo de 2021 en Fayetteville, Carolina del Norte, debido a la escasez de combustible luego del hackeo de la gigante de refinado Colonial Pipeline.

Colonial Pipeline, operador de un inmenso oleoducto víctima de un ciberataque el fin de semana pasado en Estados Unidos, retomó este jueves la entrega de gasolina en la mayoría de sus terminales, y la situación en las estaciones de servicio mejora, aunque lentamente tras una ola de pánico entre conductores por una eventual falta de carburante.

El presidente Joe Biden saludó las "buenas noticias" y urgió a los estadounidenses a permanecer en calma mientras se restablece el suministro en los próximos días.

Aunque "no veremos los efectos en las gasolineras inmediatamente", habrá un "retorno a la normalidad que comienza esta semana y continuará la próxima", declaró Biden a reporteros en la Casa Blanca.

"Sé que ver filas en las gasolineras sin gasolina puede ser extremadamente estresante, pero esto es una situación temporal. No lleven mas gasolina de la que necesitan. No entren en pánico", añadió el presidente.

Conductores desesperados desde Florida hasta Maryland hicieron fila en las gasolineras para llenar sus tanques y otros recipientes, y la demanda disparó los precios del combustible.

Tras este incidente el precio de la gasolina en estaciones de servicio subió por encima de los tres dólares el galón (3,8 litros) por primera vez desde 2014, según la asociación automotriz AAA.

El abastecimiento normal de las estaciones de gasolina podría tomar "varias semanas", según Patrick De Hann, analista del sitio especializado GasBuddy.

La compañía propietaria del oleoducto dio cuenta de avances en el restablecimiento del servicio.

"Colonial Pipeline hizo progresos sustanciales en la vuelta a operaciones de la red de oleoductos y podemos decir que la entrega de productos comenzó en la mayoría de los mercados que atendemos", indicó la compañía este jueves en un comunicado.

La red de oleoductos de 8.800 km, la mayor de Estados Unidos para productos refinados, sirve a toda la costa este estadounidense a partir de refinerías instaladas en el Golfo de México.

Según un reporte de la agencia Bloomberg, la empresa habría pagado cinco millones de dólares a los hackers, una información que contradice la versión del diario The Washington Post que señala que no habría pagado para que liberaran sus sistemas.

Para aliviar la situación de abastecimiento, el gobierno de Biden concedió a partir del domingo mayor flexibilidad para el transporte de productos refinados por carretera.

El martes, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) otorgó "una exención temporal para garantizar que haya un suministro adecuado de gasolina disponible en las áreas afectadas hasta que se pueda restablecer el suministro normal a la región".

La medida de la EPA suspende las reglas de aire limpio que requieren que las áreas urbanas usen combustible con aditivos que hacen que la gasolina sea menos contaminante pero también más cara.

Esta disposición regirá hasta el 18 de mayo y concierne a la capital, Washington DC, así como a los estados de Maryland, Pensilvania y Virginia.

vmt/jum/mr/rsr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.