“Una colonia es incompatible con la democracia”: AOC lidera un nuevo impulso para la estadidad de Puerto Rico

Stuti Mishra
·3  min de lectura
 ( Lars Niki / Getty Images )
( Lars Niki / Getty Images )

La representante Alexandra Ocasio-Cortez, junto con otros dos demócratas, presentaron el jueves una nueva legislación que busca crear un papel más importante para los ciudadanos de Puerto Rico en la determinación del estado futuro del territorio americano, incluida la estadidad y la independencia.

La representante de Nueva York, Nydia Velázquez, y el senador de Nueva Jersey, Bob Menendez, junto con Ocasio-Cortez reintrodujeron la Ley de Autodeterminación de Puerto Rico de 2020, que se presentó por primera vez el 25 de agosto de 2020.

El proyecto de ley propone la creación de una "convención de estatus" compuesta por delegados elegidos por los votantes puertorriqueños para llegar a una solución a largo plazo de sus acuerdos futuros y territoriales con los EE. UU., lo que podría allanar el camino para la soberanía o la condición de estado pleno para la isla.

“Una colonia es incompatible con la democracia”, dijo AOC mientras presentaba conjuntamente el proyecto de ley en la cámara. “Es incompatible con la ciudadanía plena y todos deberíamos poder disfrutar del derecho a votar por nuestros líderes”, dijo.

Ocasio-Cortez añadió que el proyecto de ley trata tanto de permitir que los puertorriqueños afirmen su identidad política como de "la identidad de los Estados Unidos".

"Si queremos considerarnos una democracia y estar a la altura de nuestros valores, es fundamentalmente incompatible que una democracia abierta tenga sujetos", dijo Ocasio-Cortez.

Velázquez, representante demócrata de Nueva York nacida en Puerto Rico, dijo que el proyecto de ley tiene como objetivo en última instancia poner fin al "dominio colonial" de Estados Unidos en la isla, que se remonta a la Guerra Hispanoamericana de 1898.

"Ahora, el Congreso debe asumir la responsabilidad y entablar un diálogo serio con el pueblo puertorriqueño sobre el arreglo territorial deficiente que se encuentra actualmente", dijo. "Esta legislación garantiza el derecho inherente del pueblo de Puerto Rico a determinar su propio futuro político".

También dijo que el gobierno federal en los Estados Unidos, especialmente durante la administración de Donald Trump, falló a los 3 millones de ciudadanos del territorio mientras luchaba contra desastres naturales y crisis financiera.

Leer más: Biden y Harris se dirigen a Georgia tras el tiroteo masivo y en medio de temores de violencia anti-asiática

El proyecto de ley tiene más de 70 copatrocinadores, un número que Velázquez dijo que espera que aumente en las próximas semanas. Cuando los dos presentaron el proyecto de ley el año pasado, tenía 20 copatrocinadores. La versión del Senado tiene siete copatrocinadores, todos demócratas excepto el republicano, Roger Wicker, de Mississipi.

Menéndez, quien lo presentó en el Senado y también es el presidente del comité de relaciones exteriores, dijo que bajo el proyecto de ley, "se presentarán opciones ante el pueblo de Puerto Rico para votar en un proceso reconocido federalmente por primera vez".

"Cualquiera que sea ese futuro, podrán determinar su seguridad, su economía y con quién se relacionan", dijo Menéndez durante una conferencia de prensa.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"A los más de 3 millones de residentes de Puerto Rico, que son ciudadanos estadounidenses, se les ha negado repetidamente la capacidad de gobernarse a sí mismos y con demasiada frecuencia el gobierno federal los trata como ciudadanos de segunda clase", dijo.

La plena condición de Estado de Puerto Rico es un tema delicado en Estados Unidos. Sin embargo, más de la mitad de los residentes del territorio, casi el 53 por ciento, votó a favor de una estadidad plena durante un referéndum realizado el 3 de noviembre, según la Comisión Electoral de Puerto Rico.

La isla fue históricamente de importancia estratégica para los EE. UU.; sin embargo, ahora los residentes son considerados ciudadanos americanos pero no votan en las elecciones presidenciales ni pagan impuestos federales sobre la renta.

Relacionados

EEUU dará 6.000 mdd a Puerto Rico para reconstrucción

Puerto Rico enfoca campaña de vacunación en adultos mayores

Comunidades de Puerto Rico son invadidas por cerdos vietnamitas