La colombiana Paula Arenas lleva a los Latin Grammy su música "visceral"

Agencia EFE

Miami, 12 nov (EFE).- La cantautora colombiana Paula Arenas vive "la semana más especial" de su carrera, en la que puede hacerse con tres Latin Grammy a los que está nominada, y tiene la mira puesta en la gira homónima de su primer y exitoso disco, "Visceral", según dijo a Efe durante una entrevista en Miami.

"Suena muy cliché, pero ya con poder ir me siento ganadora", dijo Arenas a Efe pocas horas antes de partir hacia Las Vegas (EE.UU.), donde se celebrará este jueves la vigésima edición de los Latin Grammy.

"El que haya tantas personas, en especial colegas, que estén valorando este trabajo que llevó tantos años en hacerse, que tiene toda mi alma, que es tan autobiográfico, es algo maravilloso y me lo estoy gozando a lo máximo", agregó la baladista.

La maleta está lista para ir a Las Vegas. La comenzó a preparar poco después de enterarse de que su canción "Buena para nada" compite en la categoría Mejor Canción Pop, indicó la joven cantautora en Miami, la ciudad donde ha fijado su residencia.

Mientras, "Visceral" está nominado en las categorías de Disco del Año y Mejor Disco Pop Vocal Tradicional.

"Lo que no tengo es 'speech' (discurso). Si me lo gano, tendré que decir algo que me salga del corazón. Yo soy muy espontánea. En ese momento me saldrá algo del alma", indicó.

La artista de 31 años reconoce que le cuesta contener sus emociones, en especial con "tantas cosas buenas que he vivido recientemente".

La noticia de las nominaciones a los Latin Grammy la recibió en plena luna de miel. También, hace dos semanas realizó su primer concierto masivo en su natal Bogotá, con el que dio inicio a su gira "Visceral" para recorrer América Latina y Estados Unidos en 2020.

"Mi plan a mediano plazo es ponerle todo lo que tengo al tour", afirmó la artista.

"Eso, y escribir canciones, que siempre está en mi vida, pero no es que ya esté pensando en un disco nuevo o algo así. Ahora quiero llevar mi música a todo el mundo que la quiera escuchar".

Arenas subrayó que el éxito no es solo suyo, sino de una especie de "hado padrino" que conoció hace cuatro años. Se trata del productor y editor colombiano Julio Reyes Copello a través de su disquera independiente Art House Society.

Fue él quien la vio en Colombia y la convenció de mudarse al sur de Florida para su desarrollo como artista. Con el apoyo de Reyes Copello, la cantautora pudo tomarse el tiempo necesario. "Cada canción se trabajó como se tenía que trabajar", indicó.

"Él es un productor fantástico que ha apostado en fuerte a mi carrera", agrega Arenas.

Gracias al respaldo del productor, varias de la canciones de la colombiana cuentan con la música de la Orquesta Filarmónica de Praga.

También, "Visceral" tuvo músicos invitados de primera categoría y fue grabado en los estudios de Art House Society en Miami, donde han trabajado estrellas de la calidad de Marc Anthony, Alejandro Sanz, Jennifer Lopez y, entre otros, Ricky Martin.

A la cantautora le costó creer que "Visceral", una palabra que la describe "a la perfección", fuera nominado a Disco del Año, pero tuvo que asumirlo con velocidad, pues el "fenómeno" ya comenzó a cambiarle la vida.

Le han llegado invitaciones a conciertos y eventos, además de la inclusión por la entidad estadounidense "Mujeres en la música" como una de las cuatro cantautoras destacadas este año, en un grupo en el que también aparecen Kany García, Aymée Nuviola y Olga Tañón.

Lo próximo será su interpretación en los Latin Grammy. Tocará su tema "Buena para nada", también nominado, que escribió en un momento "en el que tenía que sacudirme muchas de las cosas malas que me decía a mí misma y que me tenían la autoestima por el suelo", reveló.

Pero este no es su caso ahora. Arenas, que también ha cosechado otros éxitos como "Mi vida contigo" y "Ahora soy libre", reconoce que, durante la gira, se va a estrenar como una compositora con estabilidad emocional, algo que siente desde su matrimonio. "Nunca lo he hecho", remató.

No obstante, asegura, su estilo es algo que nunca piensa cambiar. La mezcla de pop y soul que la define "es lo que salió de mí, incluso antes de que aprendiera a hablar", confesó.

Alicia Civita

(c) Agencia EFE