Colombia suspende cese bilateral al fuego con guerrilla del ELN

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTÁ, 4 ene (Reuters) - El Gobierno de Colombia suspendió un cese al fuego con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y ordenó reanudar la ofensiva militar contra ese grupo mientras se acuerda suspender las hostilidades en medio de las negociaciones de paz, dijo el miércoles el ministro del Interior.

La suspensión del cese bilateral al fuego, menos de cuatro días después de haberse dado a conocer, supone un revés en los planes del presidente Gustavo Petro para alcanzar una paz total que ponga fin a casi seis décadas de un conflicto armado que dejó 450.000 muertos solo entre 1985 y 2018, además de millones de desplazados.

Petro anunció antes del Año Nuevo que había acordado un cese al fuego bilateral con cinco grupos armados ilegales por seis meses, que además del ELN incluía a una facción de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que no se acogió a un acuerdo de paz del 2016, a otra que en 2019 regresó a la lucha armada, así como a las bandas criminales del Clan del Golfo y las Autodefensas de la Sierra Nevada.

Pero el ELN negó el martes haber acordado un cese al fuego bilateral con el Gobierno y aseguró que un decreto expedido por el mandatario era solamente una propuesta para ser examinada en la mesa de negociación.

"Hemos decidido suspender los efectos jurídicos del decreto y en el siguiente ciclo se reactivaría el diálogo sobre ese particular", dijo el ministro del Interior, Alfonso Prada, en una declaración a periodistas en la sede de la Presidencia.

"Dada la voluntad de paz expresada por el ELN y mientras se estudia en la mesa de diálogo el protocolo del cese bilateral, invitamos a esa organización a declarar una tregua verificable en respuesta al imperativo llamado de las comunidades de mantener el cese bilateral y la no violencia en sus territorios", explicó.

SIGUE CESE BILATERAL CON OTROS CUATRO GRUPOS

De inmediato no hubo una reacción del ELN a los planteamientos y a la solicitud del Gobierno.

Prada aseguró que se mantiene el cese bilateral con las otras cuatro organizaciones con las que se iniciarán diálogos en los que se acordarán los respectivos protocolos para avanzar hacia la paz.

El ministro del Interior aclaró que mientras se acuerda el cese bilateral con el ELN en la mesa de negociación, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional mantendrán la ofensiva contra ese grupo rebelde conformado por unos 2.400 combatientes y considerada como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

El ELN inició en 2017 una negociación de paz en Ecuador en el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos que posteriormente se trasladó a Cuba.

Pero su sucesor Iván Duque no la continuó debido a que el grupo rebelde no aceptó exigencias como la suspensión de hostilidades, a lo que se sumó un ataque con un carro bomba a una academia policial en Bogotá que dejó 22 cadetes muertos en enero de 2019.

Las negociaciones de paz de anteriores gobiernos con el ELN, que es acusado de financiarse del secuestro, la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal, no avanzaron debido a sus posiciones radicales, una cadena de mando difusa y disensos entre sus filas.

Después de una primera fase de negociaciones en Venezuela a finales del 2022, el Gobierno de Colombia y el ELN acordaron trasladarlas a México este año.

(Reporte de Luis Jaime Acosta, Editado por Manuel Farías)