Colombia se queja ante ONU por fallo de la CIJ

BOGOTA, Colombia (AP) — La canciller María Angela Holguín envió una carta al secretario general de las Naciones Unidas en la que Colombia hace público su malestar y su inconformidad por la decisión de hace dos días de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que redujo el territorio marítimo del país al ceder una considerable porción a Nicaragua.

"Yo, en el día de hoy, le estoy enviando una carta al señor secretario general de las Naciones Unidas (Ban Ki-moon)... manifestándole todo esto que estamos hablando de inconformismo, los vacíos jurídicos que hay en el fallo, las omisiones, las incongruencias", dijo Holguín ante la plenaria del Senado.

En la misma misiva, la ministra de Exteriores dijo que le explicó a Ban "cómo se ven afectados los pobladores de (la isla) de San Andrés en sus derechos fundamentales" tras la polémica sentencia del lunes en La Haya.

Holguín aseguró también en su intervención que, contrario a sus principios, la CIJ con su fallo en contra de Colombia perjudicó a terceros países con los que el gobierno de Bogotá había suscrito tratados sobre delimitación marítima.

"Lo que es clarísimo es que la Corte, en vez de resolver una controversia entre dos países, amplió una controversia entre muchos más porque acá los tratados que Colombia tenía con Panamá, con Costa Rica, con Honduras" son objeto de revisión por parte del gobierno colombiano.

En concepto de la canciller, la CIJ "contempla que sus fallos, de ninguna manera, pueden perjudicar tratados de terceros y aquí lo hizo".

Pese a sus afirmaciones, Holguín aseguró que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos se abstendrá de hacer un pronunciamiento final sobre el fallo hasta tanto un equipo de expertos le haga una revisión a fondo. "Pero aparentemente el tratado con Panamá, el tratado con Costa Rica..., perdería (vigencia), se acabaría".

En ese sentido recordó que Costa Rica y Honduras le pidieron a la CIJ ser escuchados dentro del pleito Bogotá-Managua "porque tenían tratados con Colombia, (pero) la Corte rechazó oírlos porque les dijo que sus tratados no se verían afectados por este fallo y se vieron afectados".

Por lo pronto, dijo Holguín, Colombia dispondrá ante la propia CIJ de los recursos de revisión y aclaración porque "tengan la seguridad que este trago no lo vamos a pasar así no más... La resignación aquí no cabe, nosotros vamos a defender la soberanía (colombiana)".

"Acá (con el fallo) cogieron un departamento (San Andrés) y lo destruyeron", enfatizó.

Lo sucedido con el fallo de la CIJ es la "situación tal vez más difícil, la más complicada, por la que ha atravesado el país en mucho tiempo", dijo Holguín.

En la jornada, el ex presidente Alvaro Uribe (2002-2010) invitó de nuevo en su cuenta de Twitter a rechazar el fallo de la CIJ. "Sugiero que nuestro Gobierno y el Congreso, si se aprestasen a aceptar el fallo, consideren convocar a una Consulta Ciudadana para que los colombianos todos nos expresemos. Muchos insistiremos en rechazarlo".

"Los 75 mil kilómetros cuadrados de Mar de la Patria, que serían objeto de despojo, pertenecen a las nuevas generaciones y específicamente a los hijos y descendientes de nuestros compatriotas del Archipiélago de San Andrés", agregó el ex mandatario.

En un fallo inapelable, la CIJ en La Haya ratificó el lunes la soberanía de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, así como sobre sus siete cayos deshabitados y que eran reclamados por Nicaragua en un pleito que inició la nación centroamericana ante ese tribunal internacional en 2001.

Pero en su decisión CIJ redujo el territorio marítimo colombiano al ceder una mayor porción a Nicaragua, con lo que al menos dos de los cayos colombianos --Quitasueño y Serrana-- quedaron rodeados de aguas nicaragüenses.

Aunque las porciones no son comparables, Colombia no tenía una pérdida en su territorio desde 1903 cuando se independizó Panamá, de 75.000 kilómetros.

Cargando...