Colombia señala al ELN de asesinar a soldado

·2  min de lectura

BOGOTÁ (AP) — Un soldado murió víctima de un francotirador que pertenecería al Ejército de Liberación Nacional, según el ejército colombiano, horas antes de que esa guerrilla -con la cual el gobierno ha iniciado acercamientos para reanudar una mesa de diálogo-, liberase a otro uniformado que mantenía secuestrado.

El soldado Cándido Machado Trillos, de 36 años, fue atacado la tarde del jueves cuando participaba en operaciones ofensivas contra la guerrilla en el municipio del Zulia, fronterizo con Venezuela, zona en la que el ELN tiene fuerte presencia.

“Este acto indiscriminado va contra el respeto por el derecho internacional de los derechos humanos... es una muestra de que este grupo armado ilegal infringe los protocolos de Ginebra y el Derecho Internacional Humanitario”, indicó el ejército el viernes en un comunicado.

El recién posesionado gobierno de Gustavo Petro, el primer presidente de izquierda en el país, busca reanudar las conversaciones de paz con el ELN que se suspendieron de manera definitiva durante la administración de Iván Duque (2018-2022) luego de que la guerrilla atacó con explosivos una escuela de policías causando 22 muertes.

Las dos partes se comprometieron a avanzar en los diálogos durante una reunión sostenida en agosto en Cuba -antigua sede de los diálogos-.

Desde entonces el ELN ha liberado al menos a 15 secuestrados en lo que ha calificado como un “gesto de paz”. El soldado Ángel Modesto Saosa, quien había sido raptado el 16 de agosto, fue liberado este viernes.

La liberación se efectuó en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, con ayuda de una misión humanitaria conformada por la Defensoría del Pueblo y la Iglesia católica. La Defensoría indicó en un comunicado que los canales humanitarios seguirán abiertos para permitir la liberación de otras personas en poder de grupos armados ilegales.

Como muestra de voluntad política Petro suspendió las órdenes de captura, incluidas las que tenían fines de extradición, que pesaban sobre los negociadores del ELN, muchos de ellos alojados en Cuba.

Aún no se ha concretado una agenda de negociación pública ni ordenado un cese al fuego.

El ELN sostiene confrontaciones con el Estado desde la década de 1960, cuando fue fundado bajo ideales marxistas.