Colombia dice que respetará procesos de extradición activos

En esta foto proporcionada por la oficina de prensa de la Policía de Colombia, agentes escoltan a Álvaro Córdoba para su extradición a Estados Unidos, en Bogotá, Colombia, el jueves 19 de enero de 2023. Álvaro Córdoba es hermano de la senadora Piedad Córdoba y está acusado de cargos relacionados con el tráfico de droga. El gobierno colombiano aseguró el viernes 20 de enero de 2023 que no pedirá a las autoridades del país la suspensión de órdenes de captura de personas que tengan un proceso de extradición formal activo. (Oficina de prensa de la Policía de Colombia vía AP) (ASSOCIATED PRESS)

BOGOTÁ (AP) — El gobierno colombiano señaló el viernes que no pedirá a las autoridades del país la suspensión de captura de personas que tengan un proceso de extradición formal activo con el fin de habilitarlas para que hagan parte de diálogos de paz.

El ministro del Interior, Alfonso Prada, dijo a la prensa que van a “respetar muchos esos procesos” de extradición activos tras finalizar una reunión en Washington con Juan González, el director principal del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental de Estados Unidos.

El acuerdo de extradición es uno de los temas medulares en la relación bilateral, dado que el presidente Gustavo Petro -primero de izquierda en Colombia- ha sugerido hacer cambios sustanciales y le ha propuesto a Estados Unidos permitir que no sean extraditados los narcotraficantes que negocien con el gobierno colombiano beneficios jurídicos y no reincidan.

Estados Unidos es el país al que Colombia suele realizar más extradiciones. Durante el gobierno de su antecesor Iván Duque (2018-2022), Colombia hizo efectivas más de 500 extradiciones a Estados Unidos, según el informe de empalme de administraciones.

Hace una semana, el gobierno colombiano solicitó a la Fiscalía suspender la orden de captura contra varios cabecillas del cártel Clan del Golfo, entre ellos, la de Jobanís de Jesús Ávila Villadiego, alias “Chiquito Malo”, quien es requerido por cargos de narcotráfico en una Corte Distrital de Nueva York. La fiscalía se negó al considerar que no existe sustento jurídico para suspender las órdenes de captura a grupos armados sin carácter político.

Prada aseguró que en el caso de alias “Chiquito Malo”, el gobierno no tenía información de que hubiese en trámite una solicitud de extradición frente al ministerio de Justicia. Detalló que no pedirán la suspensión de capturas “en la medida en que también tenga la información suficiente para no hacerlo y en la medida en que avancemos en el establecimiento de las reglas vamos a tener el marco jurídico completo para avanzar hacia la ‘paz total’”.

El gobierno colombiano se ha propuesto avanzar en una política llamada “paz total” con la que pretende avanzar en acercamientos y diálogos de paz con grupos armados ilegales y bandas criminales, que incluyen al Clan del Golfo y la guerrilla Ejército de Liberación Nacional.